De Ripley: gobierno pasado benefició con Reintegro Tributario a SEDALORETO

De Ripley: gobierno pasado benefició con Reintegro Tributario a SEDALORETO

*En el 2010-2011 promulgaron decretos montándose a la Ley del Reintegro Tributario 28754.

*Congresistas que ven este tema deberían enterarse del abuso que arremetieron contra Loreto que aún continúa sin agua.

*Qué investiguen el destino de los millones enviados a Sedaloreto a través del reintegro tributario. Montos que sacaron a través de Decretos Supremos antijurídicos.

*No hay que olvidar que a la empresa de agua la utilizaron como “puente” para las obras hechas por ODEBRECH (agua) y China Water & Electric (alcantarillado).

El pueblo quiere hechos y no palabras. A propósito del día de hoy a las 9 a.m. donde en uno de los auditorios del IIAP, varios congresistas de Loreto presentarán el proyecto legislativo “Ley de Inversión y Desarrollo de Loreto a través de la sustitución del Reintegro Tributario del Impuesto General a las Ventas (IGV)” el mismo que –según ellos- promoverá el desarrollo regional a través del incremento de la inversión pública mediante la transferencia de los recursos generados por la sustitución del reintegro tributario del IGV.

Con los consabidos “cuentos” de siempre que es necesario invertir sendos millones de soles para que la población cuente con un buen servicio de agua potable en Iquitos, así como alcantarillado para que los niños no se enfermen; no se salvó el Reintegro Tributario al que acudieron a través de un D.S en el gobierno de Alan García Pérez, donde incluso aparecía como ministra del MEF Mercedes Aráoz, hoy por hoy Premier del gabinete del presidente Kuczynski.

Gobierno del Apra con DS entregó millones de soles a Sedaloreto, desoyendo la Ley 28754 del Reintegro Tributario. En esa época era ministra de economía Mercedes Aráoz Fernández, quien ahora podría fijar posición sobre el RI para Loreto.

A través del Reintegro Tributario creado por Ley 28754, se entregó millones de soles a favor de SEDALORETO la misma que sirvió de “palanca” o puente de recuperación del IGV de las obras ejecutados por empresas altamente cuestionadas e involucradas en actos de presunta corrupción como Odebrecht que hizo el trabajo de mejoras en la planta de tratamiento de agua de Sedaloreto y la mismísima empresa China Water & Electric que hizo el desastroso alcantarillado. Aunque usted lector, no lo crea.

Todo lo escrito se puede evidenciar a través del D.S 159-2010-EF dado en la Casa de Gobierno el pasado 21 de julio de 2010. “Califican para efecto de la Ley 28754 (léase Reintegro Tributario) al inversionista del contrato de inversión para el desarrollo del proyecto denominado “Ampliación y Mejoramiento del Sistema de Agua Potable de la ciudad de Iquitos Lote 1”.

“Aprobar como empresa calificada, para efecto del Art. 1 de la Ley 28754 a SEDALORETO por el desarrollo del proyecto antes mencionado” señalan. La inversión para ese proyecto fue de 11 millones 531 mil 891 de dólares. A ejecutarse en un periodo de 3 años y 8 meses.

(Cuántos millones se han gastado y los habitantes siguen sin contar con el líquido elemento las 24 horas del día, entonces ¿de qué ha servido el millonario Reintegro Tributario? Eso se debe analizar).

Le siguió la misma calificación para el desarrollo del proyecto denominado “Obras complementarias del Proyecto de ampliación y mejoramiento del sistema de agua potable de la ciudad de Iquitos Lote 1B”. Lo que sacaron a través del Decreto Supremo 231-2010-EF. Firmado por Alan García, pero ya no por Mercedes Aráoz, sino por Ismael Benavides, como ministro de economía y Juan Sarmiento, como ministro de vivienda.

El monto para dicha inversión a cargo de Sedaloreto fue de 15 millones 224 mil 760 dólares. Con un plazo de ejecución de casi dos años a partir de setiembre 2010.

((Más millones de dólares, más el agregado del reintegro tributario, pero Iquitos sigue en la misma situación que hace años, con una terrible falta de agua en los hogares del pueblo. ¿De qué ha valido entonces el reintegro tributario?)).

VINO LO PEOR CON EL ALCANTARILLADO.

Calificaron reintegro tributario para el proyecto “Mejoramiento y ampliación del sistema de alcantarillado e instalación de planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad de Iquitos –Lotes 1 y 2. El gobierno de Alan García, sacó ese reintegro a través del D.S. 034-2011-EF montándose a la Ley de reintegro 28754 que contiene todas las características o requisitos para gozar de ese beneficio que estaría extinguiéndose el próximo año 2018.

Obra del putrefacto alcantarillado también se vio beneficiada con Reintegro Tributario a través de Sedaloreto.

“Que el monto de la inversión a cargo de Sedaloreto para dicho proyecto, asciende a 154 millones 308 mil 140 dólares, a ser ejecutado en un plazo de dos años, seis meses y 22 días, contados a partir del 9 de setiembre 2010”.

¿Y PARA QUE SIRVIÓ EL REINTEGRO TRIBUTARIO?

Para nada y hasta la fecha no habido una exhaustiva investigación del paradero final de todos esos millones entregados a través de simples decretos supremos que se saltaron la Ley del Reintegro Tributario.

Iquitos sigue sin agua, la escasez hace que muchos ciudadanos caigan en enfermedades producto de la falta del líquido elemento. Es por ello menester que los CONGRESISTAS que hoy estarán en Iquitos presentando un proyecto alterno, vean bien la base en la que se asientan las empresas que se han venido beneficiando. Ver cuáles realmente llegan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y cuáles no, cuáles realmente cumplen con la esencia del reintegro tributario que beneficia al pueblo. Y si es que lo beneficia.

El Congresista Villanueva, habla que San Martín, hizo el milagro cuando se eliminó el reintegro tributario, pues ellos cuentan con conexión a la costa, situación diametralmente opuesta a Loreto. No es llegar a Iquitos y en un fórum decir tenemos esto y queremos que lo aprueben en el Congreso, con conocimiento de los participantes.

El pueblo en su conjunto, estamos seguros, no estarán presentes en la reunión de hoy por lo que se hace necesario que el tema se siga debatiendo ampliamente, para eliminar a todos aquellos que no mejoran la vida de los ciudadanos y quizá, re-evaluar a aquellas empresas que sí son conscientes de la economía popular. Aunque valgan verdades, deben ser contadas con los dedos de la mano.