Se hundió la PIAS BAP Corrientes

*Fue hace 4 meses y por milagro no hubo ni una pérdida humana.

*Las pérdidas de ese hundimiento son incalculables y se vienen investigando.

Lo cuestionable es que, hasta la fecha, los responsables del naufragio de la Plataforma Itinerante de Acción Social, BAP Corrientes, no han hecho lo posible por devolverles sus pertenencias a los profesionales que iban en esa embarcación en la que pudieron perder la vida.

No la perdieron, pero muchos perdieron sus Laptops, celulares y equipos de comunicación que con tanto esfuerzo consiguieron para hacer mejor su trabajo.


Imagen de cómo quedó la PIAS que da servicio por comunidades excluidas de Loreto.

Ninguna de las tres instituciones que están a cargo de las PIAS se han hecho cargo de ese aspecto de mucho valor y justicia para los profesionales que iban a bordo de la embarcación hundida.

Y ya deberían haberles respondido y repuesto sus pertenencias puesto que el accidente se registró cuando estaban laborando, cumpliendo con las acciones de salud a fin de mejorar la salud de las comunidades excluidas y dispersas de la Amazonía.


Todos se salvaron de milagro, hasta la fecha no les reponen sus equipos personales.

Cuatro meses han transcurrido y para los responsables, como si el accidente habría quedado en el pasado, pese a las investigaciones que siguen de por medio. Sería un acto justo que el ministerio encargado de los PIAS de manera inmediata haga un inventario de las pérdidas causadas al personal que laboraba ese día, para que les devuelvan cuanto antes.

¿Y qué habría pasado si se hubieran registrado pérdidas humanas? ¿Hasta ahora no les pagarían sus seguros de vida?