“Senace abre caminos al desarrollo sostenible del país”

“Senace abre caminos al desarrollo sostenible del país”

*Expresó Patrick Wieland Fernandini, jefe del servicio nacional de certificación ambiental para las inversiones sostenibles.

Aunque muchos lo confunden con el Senasa, el Senace es una entidad del Estado diferente, desde el 28 de diciembre de 2015 es la encargada de evaluar los Estudios de Impacto Ambiental edtallados (EIA-d) de los proyectos de inversión más grandes del país.

Como se conoce los estudios de impacto ambiental son documentos que todo proyecto de gran envergadura tiene que desarrollar y presentar al Estado para su aprobación. Ahí se describen los impactos positivos y negativos antes de ejecutarse un proyecto. El Senace comprueba y valida in situ que toda la información mostrada coincida. Con lo que sin duda se pueden prevenir los conflictos socio-ambientales vinculados a los Estudios de Impacto Ambiental.

En Iquitos estuvo el jefe a nivel nacional del Senace, Patrick Wieland Fernandini, para presidir el segundo curso de capacitación sobre certificación ambiental en comunidades indígenas, al mismo que fueron invitados varios representantes de los pueblos originarios y autoridades de la región. Con Wieland Fernandini, se pudo dialogar sobre los estudios de impacto ambiental del proyecto de Hidrovías y la inter- conexión eléctrica Moyobamba Iquitos.    

Patrick Wieland Fernandini, jefe del servicio nacional de certificación ambiental para las inversiones sostenibles.

“Respecto a la interconexión eléctrica, en el año 2014 Pro-inversión entregó la concesión a la empresa ISOLUX. La empresa como titular del proyecto presentó su Estudio de Impacto Ambiental al ministerio de Energía y Minas y ese ministerio lo desaprobó. Eso fue antes de la transferencia de funciones al SENACE, ahora Isolux ha venido a la entidad y se conoce que están elaborando el estudio de impacto para presentarlo.

Armar el EIA lleva unos 8 a 12 meses y nuestra evaluación nos toma unos 7 meses, no es un proceso inmediato. La Línea de Transmisión tiene unos 600 kilómetros y compromete a bosques primarios, a más de 20 comunidades nativas, el problema es complejo y depende de la velocidad de cómo se haga el levantamiento de datos.

Eso depende de la empresa y el número de consultores que ponga, una vez terminado, reiteramos, nosotros tenemos por Ley 7 meses para evaluarlo. Hay que hacer talleres de participación ciudadana y cumplir con varios requisitos” especificó Wieland.

Se inició segundo curso sobre certificación ambiental.

¿Y qué nos puede decir en cuanto al proyecto de la Hidrovía, que influye en las principales cuencas de Loreto?

-El proyecto va a llegar al Senace, Pro-inversión es quien licita y dentro del proyecto se establece la obligación de obtener el EIA. La Hidrovía se acaba de adjudicar. Entiendo que el EIA se judicializó a través de consulta previa, donde se acordaron los términos de referencia en cuanto al contenido. Ya ha pasado por el proceso de consulta previa y el SENACE está obligado a respetar ese consenso con las comunidades indígenas, esto cuando llegue el EIA.

De otro lado, ¿de qué trata el Inter-ambiente?

-En los últimos años para empezar un proyecto de inversión primero se debía obtener el EIA, luego todos los permisos correspondientes. Ahora existe la Ley Inter-ambiente que fue creada para pasar de un modelo secuencial, a un modelo simultáneo, es el primer paso que se está dando en el país.

O sea, es un estudio de IA con sus 8 permisos. Ahí todos ganamos y tenemos un espacio de interacción entre la administración pública que evita la duplicidad y las contradicciones, es más eficiente. Si Isolux y el de la Hidrovía se acogieran a este modelo van a poder empezar la obra mucho más rápido, no solo es el EIA sino que están adjuntos los permisos vinculantes.

Finalmente, el jefe del Senace, dio a conocer que la empresa “Gran Tierra” que ya opera hace tiempo en el Lote 95 de Loreto, les está solicitando la actualización de su EIA.