¿TANTO PODER TIENE LA PERIODISTA LUZ MARINA HERRERA LAMA?

¿TANTO PODER TIENE LA PERIODISTA LUZ MARINA HERRERA LAMA?

Ahora resulta que el abogado Christian Mattos, defensor de Yván Vásquez, cree que esta escriba es la dueña de la corte suprema o de la fiscalía de la nación, para presionar o mandar que condenen a tal o cual persona. Cree saber hasta de periodismo y no sabe nada. Él también defiende al constructor Cabrera, quien me ha denunciado por presunta querella en un juicio que no tiene cuando acabar. Entonces si yo soy la dueña de ese poder judicial ¿por qué no le mando al juez Carlos Huari que me libere de una buena vez? Lo que sí voy a pedir es que me absuelva porque el abogado Mattos, no ha podido demostrar (tal vez le faltó llevar su proyector) que esta escriba haya causado inmenso daño económico o moral al constructor Cabrera. Así que por eso no he conciliado, por eso voy hasta las últimas consecuencias.

Como es ignorante del periodismo, así como nosotros ignorantes de la abogacía, nos toma foto por detrás al estilo YVÁN VÁSQUEZ, esas son las malas prácticas que le enseña el que le paga buenos billetes verdes por defenderlo. No sabe que cuando se trata de una sentencia, el o la periodista debe conseguir una entrevista del mismo juez o jueza, ¿acaso ya se olvidó cuántas veces hemos entrevistado a Carlos Del Piélago? ¿O porque es su amigo, no nos ha tomado foto con él? Además, también entrevistamos a la fiscal, es nuestra tarea.

Sabe bien que a la hora de la entrevista a la jueza Cecilia Ruiz (al concluir de dar su adelanto de fallo), a nuestro lado estaba la jefa de imagen del poder judicial Verónica Obando, que también la entrevistó y que finalmente fue su noticia la que salió al día siguiente en el diario regional. ¿Por qué se araña con esta página web? ¿Qué quiere que le tengamos respeto cuando él se burla como quiere de nosotros ante el juez que lleva nuestro caso? ¿Cuándo también le falta el respeto al procurador de la Sunarp, a los fiscales etc. creyéndose intocable porque es abogado?

 

Christian Mattos, abogado de Yván Vásquez, piensa que somos “poderosas”.

NO ME eche a mi la culpa abogado, de la inmensa incapacidad que usted ha demostrado en la defensa de Vásquez, (pese a que llevó proyector) y de su primera y contundente derrota ante el poder judicial. Donde dicho sea de paso, esta escriba tiene cientos de anticuerpos. De ser que presiono y hasta ordeno para que condenen a su patrocinado Yván Vásquez, no me enteraría de todas las expresiones peyorativas que lanzan contra la única periodista que sigue los casos que ustedes no pueden defender pese a los miles de soles que les pagan y del bunker que les dan para que ahí cocinen todas las defensas de Vásquez y otros.

 

 

Abogado Christian Mattos, al lado de Yván. No es la primera vez que arremete contra la prensa. Antes cuando su patrocinado estaba en la cárcel, dijo que la prensa era “malintencionada”. ¿No tiene argumentos legales válidos para defender a los que le pagan por hacerlo? Se supone que ha pasado por una universidad donde se va a aprender, y si se aprende bien pues se ganan los juicios. ¿Tanto poder va a tener esta periodista para decidir la suerte de los ciudadanos? Por Dios, si ni conocemos a fondo el Nuevo Código Procesal Penal.

“Yo no tengo la culpa de verlos caer” (dice una canción), cada uno cava su “tumba”. No me eche más culpas para lavarse de su incapacidad. Nadie está libre de pisar el poder judicial, como yo lo hago ahora por su patrocinado Cabrera, y no me corro y no ando publicando mis casos para hacer espíritu de cuerpo con mis colegas, me las trago a solas y así debe ser. Los ciudadanos no deben andar enterándose de los riesgos que corremos, de ser así mejor seríamos “las lloronas” y hasta nos podrían contratar de plañideras. No, desde que decidimos hacer este periodismo, sabíamos a lo que nos metíamos, así que tranquilo Mattos. Hoy lo hacemos en respuesta a lo que usted ha publicado y que por ahí nos han hecho llegar, pese a que siempre pedimos a nuestros conocidos que no nos reenvíen tonterías. Y reiteramos ese pedido. Ni siquiera en su nota coloca nuestro nombre completo ¿tiene miedo que lo querelle? No señor, mi precioso tiempo lo dedico a hacer otras cosas positivas, antes de preocuparme por lo que digan o dejen de decir para menoscabar nuestro trabajo.

Tenemos el derecho de entrevistar a jueces que no son acusados de corrupción, a fiscales que no son acusados de corrupción y nos negamos rotundamente a entrevistar a personajes acusados de presunta corrupción, que son a los que usted defiende. Dejemos a la justicia que haga su trabajo y a nosotros no nos JODA tratando de limpiar su incapacidad. Aprenda, siga estudiando y así logrará ganar algunos casitos.