“Tratamos de adecuar el menú a las costumbres gastronómicas de cada región”

“Tratamos de adecuar el menú a las costumbres gastronómicas de cada región”

*Expresó Carla Fajardo, directora ejecutiva del programa nacional de alimentación escolar Qali Warma.

Ayer se le pudo entrevistar antes que parta al distrito de “Fernando Lores”, donde supervisaría el programa alimenticio en las instituciones educativas enmarcadas en el calendario escolar.

“Me encuentro en Iquitos por dos motivos importantes, uno para supervisar el proceso de compra 2018, ayer estuve en la apertura de propuestas de la segunda convocatoria. Y otro hecho es que hoy (ayer) junto al ministro de desarrollo social Jorge Meléndez, iremos hasta el distrito de “Fernando Lores” y también a “Panguana I Zona”, para supervisar el servicio alimentario en los colegios que tienen calendario escolar alterno.

Carla Fajardo, directora ejecutiva del programa nacional de alimentación escolar Qali Warma.

Dichos colegios (pilotos) empezaron en el mes de mayo y concluyen las clases en febrero, es la única zona a nivel nacional donde se están dando clases escolares. El calendario alterno se da de acuerdo a las condiciones climáticas. Acá son 46 colegios los que se benefician y por ende 641 niños y niñas de Loreto” refirió la directora de Qali Warma.

¿En algunos lugares los niños no aceptan los alimentos de Qali Warma, qué hacer ahí para que el beneficio sí llegue y mejore su nutrición?

-El diseño del menú escolar es un diseño que está acorde a la edad de los usuarios, ha sido hecho por nutricionistas y cuenta con la validación y opiniones del programa mundial de alimentos, así como del centro nacional de alimentación y nutrición, también de promoción de la salud. Es un menú balanceado para cada una de las edades.

En este año estamos trabajando en la incorporación de más productos locales, entre otros tenemos: la mezcla de harina de maíz con maní fortificado (upe), almidón de yuca (tapioca), fariña alternativa, productos de la Amazonía. Estamos tratando de adecuar el menú a las costumbres gastronómicas y culinarias de cada región.

No todos los niños en el Perú reciben lo mismo, se busca promover el desarrollo económico local, hay un proyecto de trabajo con el CITE para incorporar pescado regional en la canasta de alimentos. Ninguno de los productos que el programa entrega en estos momentos requiere de refrigeración, todos son productos de larga vida útil con un mínimo de 6 meses y se conserva a temperatura de ambiente. Justamente el hecho de no poder garantizar la cadena de frío es que nos obliga a que los alimentos más seguros sean aquellos que no requieren de refrigeración.