“A través de una ordenanza lo que se pretende es formalizar la cadena productiva del aguaje”

*Mencionó el funcionario Edward Pacaya de la gerencia de recursos forestales y fauna silvestre del gobierno regional.

*Quieren agrupar a expendedores y vendedores de aguaje para formalizarlos y que cumplan con la normativa.

Lo que en pocas palabras se podría interpretar como una “guerra a los que viven del aguaje”, quienes por lo general son personas muy humildes que trabajan varias horas al día para poder conseguir un ingreso económico a fin de mantener a sus familias.

Como ya es de conocimiento público, ayer en el consejo regional se vería como único punto de agenda la aprobación del proyecto de Ordenanza Regional que declare de necesidad pública e interés regional como recurso forestal emblemático al Aguaje (Mauritia Flexuosa LF) del departamento de Loreto.

“Está dentro de nuestras funciones reactivar la economía regional mediante el manejo, conservación y comercialización de nuestros recursos naturales, llámese especies maderables y no maderables.


Funcionario habló de las intenciones de formalizar a los expendedores y vendedores de aguaje.
Estuvo en la sesión al lado del nuevo gerente de Gerfor Manuel Tang, convocada para declarar al aguaje de interés regional, pero al final dijeron que no tenían que ver directamente con ese proyecto.

Nosotros no somos responsables del proyecto Aguaje (¿Entonces para qué los llevaron a disertar en el marco de la aprobación de un proyecto que demanda varios millones de soles?); sino que, como parte de su implementación como gobierno regional de ese proyecto, en paralelo proponemos el proyecto de Ordenanza para acompañar el proceso en la formalización de la actividad.


Aguajeras no están conformes que proyecten ordenanzas a espaldas de ellas. 

Al día se comercializan como 50 toneladas de aguaje, calculamos que a unos 50 soles el saco y esa es una cantidad considerable. Pero esta economía es informal. Ellos talan los bosques (el joven funcionario parece que no ha averiguado que desde hace años el IIAP ya le ha enseñado a los comercializadores a no cortar la planta, sino a escalar para cortar el fruto); ellos no emiten boletas ni facturas cuando venden en grandes cantidades.

A partir de la Ordenanza el gobierno regional a través de la gerencia forestal lo que pretende es formalizar toda la cadena productiva del aguaje. Desde dar seguridad jurídica a los bosques mediante los permisos forestales, formalizar técnico legal, así como agrupar a vendedores y expendedores para que ellos tengan una actividad legal, formal, como todas las actividades. Sabemos que hay muchas familias que viven por años de la venta de ese recurso, que incluso han educado a sus familiares con el aguaje, pero no son formales por lo que a partir de esta Ordenanza del proyecto se pretende formalizar esta actividad concerniente al manejo del aguaje” habló el funcionario de la gerencia mencionada.