QUÉ ABUSIVOS: ¡ENTREGARON CASA DE CARTÓN PARA LA CONTINGENCIA DEL HOSPITAL IQUITOS!!

QUÉ ABUSIVOS: ¡ENTREGARON CASA DE CARTÓN PARA LA CONTINGENCIA DEL HOSPITAL IQUITOS!

*Un engaño total al pueblo, no hay agua en los baños y cielo raso se viene descolgando.

*Todos los ambientes son de drywall y encima dejaron inconclusa la obra de 05 millones 225 mil soles.

*Empresa responsable fue la de Jorge Cabrera, Construkselva y Connasa.

El empresario Jorge Cabrera Salvatierra, es representante de la empresa “Construkselva”, engreída del ex presidente regional Robinson Rivadeneyra (que ahora se da de analista político cuando tuvo una gestión marcada por la corrupción), al igual que del ex presidente Yván Vásquez, hoy purgando cárcel por el delito de colusión, así como del actual gobernador Fernando Meléndez, quien entradito nomás al poder (2015) le entregó dicha obra de contingencia mientras dure la construcción del Hospital Iquitos, a más de 05 millones de soles.

Toda la construcción (toda) para la contingencia del hospital Iquitos es de DRYWALL.

Se habla que todos ellos entregaron cantidad de obras a Cabrera Salvatierra, porque él fue “generoso” en las campañas electorales que luego encumbrara al poder a las autoridades mencionadas. Todo esto sabiendo que Cabrera Salvatierra, y sus empresas (porque Conassa) forma parte de su círculo cercano) ya había quedado pésimo en Caballo Cocha, en el mismo Iquitos y otros lugares de la región donde ganó obras millonarias.

Material Drywall es baratísimo e incluso ya se vende en Iquitos.

Y no solo eso, el más penoso ha sido Fernando Meléndez, porque siguió la huella de Robinson e Yván, habiendo prometido al pueblo que rompería con esa especie de monopolio constructivo en Loreto. Sabía que Cabrera y otros, están siendo juzgados por la Corte Superior de Justicia debido al caso del “Mercado Modelo”, respecto a que sacaron 05 millones de soles (2006) para esa obra que nunca se hizo, nunca se puso un ladrillo y ahora el terreno está convertido en casa de gallinazos y zona de putrefacción por la basura arrojada.

Hospital contrata a personal para que haga divisiones que no hizo la constructora.

No hay agua.

Cielo raso empieza a caerse.
Pared de cartón con moho por la parte eléctrica.

Conociendo todo eso, Fernando Meléndez, entregó los más de 05 millones a la empresa de Cabrera Salvatierra. Han pasado los meses y hoy se pudo ingresar al local construido por Construkselva. La pésima sorpresa fue que dicho empresario y sus socios han construido los ambientes de DRYWALL ¿se imaginan cuando empiece a llover torrencialmente cómo se humedecerán las paredes?

Personal trabajará de manera hacinada.

La mayor parte de los ambientes son muy chiquitos, el calor intenso hará colapsar los ambientes donde han colocado hasta a seis trabajadores. Las ventanas son de vidrio y al parecer se han olvidado de colocar seguros por lo que los amigos de lo ajeno podrían robar cualquier día aparatos importantes como los del área de patología, etc.

El cielo raso viene despegándose y lo que es peor, no hay agua en los baños, por lo menos el día visitado. E incluso hay personal del Hospital Iquitos, que viene haciendo las separaciones en ambientes de triplay. Al igual que en la parte posterior donde existen unos equipos, vienen sellando espacios con ladrillos.

Paredes del hospital de contingencia Iquitos, cartón, puro cartón.

Es decir una estafa completa para los trabajadores que creían ser trasladados a ambientes ventilados, amplios y funcionales, hasta que dure la esperada construcción del hospital Iquitos. “Nos están pasando como animales a este lugar, ni siquiera han puesto movilidad o personal que ayude, hasta en motocarro tenemos que traer las cosas” se quejaron.

IGUAL HIZO CABRERA EN EL HOSPITAL REGIONAL.

Todos saben que el material DRYWALL es sumamente barato en Iquitos y mucho más en la capital, es por ese tipo de abusos que los millones de Loreto se pierden en el camino sin obtener obras de calidad para los loretanos. Construir ambientes de DRYWAL en donde no habrán gastado ni dos millones de soles, ya es demasiado. Igual hizo en el hospital regional con ambientes calurosos y poco funcionales.

Y de todo esto el gobernador Meléndez Celis, nunca mencionó nada ((¿sabía o no que las paredes serían de drywall?) como si se tratara de una obra de 500 mil soles. Medio se peleó con el constructor pero no hizo nada más, como tampoco lo hace respecto a las observaciones del famoso “huequito” construido por Cabrera a 07 millones de soles y ahora no sirve ni a Dios, ni al diablo, más bien se indica que sirve para que los “fantasmas” se amen en horas oscuras.

Van tres años que el “huequito” está cerrado, sin permitir que nadie baje o suba por la zona. ¿Cuándo llega el Ferry del conocido abogado Boullosa y del empresario naviero Álex Pinedo, que en una oportunidad fue a la cárcel presuntamente por encontrar droga en una de sus embarcaciones? Nadie sabe.

Es por este tipo de situaciones que el pueblo ya no cree en Fernando Meléndez, rogando que pasen rápidamente los dos últimos años de su gestión a ver si ingresa alguien con más capacidad de acción y verbo a fin de controlar que el poco dinero con que cuenta Loreto, sea bien administrado.