ADMINISTRADOR DE LA DIREPRO DEBE SER CAMBIADO

ADMINISTRADOR DE LA DIREPRO DEBE SER CAMBIADO

*No le juega claro a la región Loreto.

A través del Programa de Créditos Pesqueros y Acuícolas, el Administrador Ríder Gumercindo Flores Del Águila, tuvo la oportunidad de manejar varios miles de soles (182 mil), a fin que el coordinador de dicho programa Ángel Reátegui Mendoza, junto a los pocos técnicos que contrataron, pudieran realizar mejores trabajos de campo en el objetivo de la Meta 02 del programa concerniente a la Supervisión y Control.

NO lo hizo y eso se refleja en el Informe Físico Financiero del Segundo Trimestre: octubre-diciembre 2016, enviado a la dirección regional de la Producción el 29 de diciembre del año pasado. ¿Qué dice Ángel Reátegui, en el punto 13.2 de su informe?

“Disponibilidad de la LOGÍSTICA del programa para desarrollar las actividades del programa en la provincia de Alto Amazonas y Maynas. –A pesar del limitado apoyo en cuanto a la Logística (movilidad local) brindada por parte de la ADMINISTRACIÓN para desarrollar las actividades programadas en las provincias de Alto Amazonas y Maynas, para desplazarse a diferentes puntos con el fin de realizar las Notificaciones de requerimientos de pagos y/o cobranzas a los prestatarios pesqueros y acuícolas, la ADMINISTRACIÓN DE LA DIREPRO NO ha brindado el apoyo necesario restringiendo en todo momento la logística que facilite la operatividad de las acciones del personal en el campo (acceso a localidades y/o poblados cercanos de las capitales provinciales)” señaló el coordinador en su informe.

Es decir al administrador no le habría interesado que se haga un trabajo serio de recuperación de los créditos que fueron entregados en la era Vásquez y solo le habría importado el manejo de miles de soles enviados desde el gobierno regional para impulsar la tarea de supervisión y control.

Informe del Administrador.

Flores Del Águila, el administrador, entregó a esta página web los gastos del Procrepa (julio-diciembre 2016) que resumió en dos hojas bond que realmente dejan muchas dudas en comparación con los informes registrados por el coordinador directo del Procrepa Ángel Reátegui. Por ejemplo:

El administrador señala que gastó el 100% del presupuesto referente a vestuario, accesorios y prendas diversas: “…de acuerdo al calendario de julio (2016)…SOLO que NO se REPARTIÓ en su momento el vestuario, habiendo hecho confeccionar más de lo previsto con el mismo importe (950 soles) e inclusive haberlos hecho llegar a las sub direcciones”.

Informe físico financiero del coordinador.

El coordinador Ángel Reátegui, dice en su informe de julio a setiembre 2016: “Se solicitó la adquisición de chalecos y polos manga larga, de las cuales solo se atendieron con 03 chalecos y 04 polos manga larga, para el personal efectivo del programa de créditos que son 04, los mismos que fueron entregados en el mes de noviembre 2016” apuntó. ¿Se dan cuenta? Pese a que el administrador dice que confeccionaron más de lo previsto, de 04 les dieron solo 03. Entonces o es un administrador miserable o es un funcionario vivo que ahora no sabe cómo sustentar los gastos reales.

-En cuanto a combustibles y carburantes el administrador señala: “Se atendió al 100% dado a que no solamente se contempla lo del periodo sino que la atención se estaba dando ya desde meses anteriores al inicio formal del proyecto en la recopilación de información de campo para la elaboración del proyecto. Es decir el Procrepa se inicio oficialmente en julio 2016, pero ya se venían haciendo gastos tres meses antes del inicio formal”.

98 galones de combustible de octubre a diciembre.
Ejecución del gasto octubre diciembre 2016. Sí había saldos.

El coordinador del programa señaló en su informe de julio a setiembre: “Se utilizaron 110 galones de combustible por parte del personal del programa crédito, los cuales fueron atendidos personalmente por el jefe de la oficina de administración de la Direpro”. Luego en su informe de octubre a diciembre 2016, apuntó: “Se utilizaron 98 galones de combustible por parte del personal del programa de crédito, los cuales fueron atendidos personalmente por el jefe de la oficina de administración de la Direpro”.

Es decir en lo que duró el programa de julio a diciembre 2016 se habrían utilizado solo unos 210 galones de combustible. Si el combustible se tratase de 84 octanos, poniendo un precio de 10 soles x galón, se tendría que en esos 210 galones únicamente el administrador habría gastado dos mil 100 soles (2,100). Si se agregarían 100 galones más, como Flores Del Águila, dice que gastó también tres meses antes que se oficialice el Procrepa (julio 2016); se tendría un monto gastado de solo 3,100 soles.

Mas en el cronograma de desembolso el rubro de combustible y carburantes en la especificación del gasto 23.13.11 aparece un total de 10 mil 800 soles. Julio 1,800 soles. Agosto 1,800 soles. Setiembre 1,800 soles. Octubre 1,800 soles. Noviembre 1,800 soles y diciembre 1,800 soles. Entonces el administrador señala como si el programa habría recibido mensualmente 180 galones de combustible. Y eso no es así. Además la gasolina es volátil, quién podrá ahora probar si realmente se gastó o no esa cantidad de galones.

Mas la pregunta cae por sí sola: ¿si no les asignaban movilidad para que hagan bien su trabajo, cómo se gastaba esa cantidad de combustible? Un asunto que bien podría investigar OCI-Gorel. En el mismo cuadro igualmente se informa en ejecución de gasto rubro combustible un monto de 1,100 soles de un presupuesto desembolsado de 5,400 soles, quedando un saldo del presupuesto de julio a setiembre de 4,400 soles. Aunque el director de la producción ha salido a decir que NO hay saldos de ese programa pesquero acuícola.

En el rubro 23-15-12 de papelería en general, útiles y materiales de oficina, el administrador dice que atendieron al 100%, por cuanto contemplaba la atención desde el momento que se iniciaron los trabajos, tanto del campo como de gabinete y hasta finales del programa. Se programó un presupuesto cercano a los 4 mil soles.

El coordinador del Programa Ángel Reátegui, señaló: “Se solicitó material de trabajo en donde se atendió con la adquisición de 10 USB para el personal, mas no con el resto del material solicitado como botas y ponchos para lluvia”. Existiendo la nota 04-2016, respecto a la restricción de los pedidos que hacía el coordinador.

Dirección regional de la Producción/Loreto.

-De 05 archivadores les dieron 03. –De 01 ciento de folder manila A-4 les dieron ½ ciento. –De medio ciento de sobre de manila les dieron ¼. –De 01 caja de lapiceros azul, rojo y negro, solo les dieron 10 de cada uno. De una 12 de plumones para pizarra acrílica les dieron ½ docena. De una caja de corrector líquido les dieron solo 05.

No les daban suficiente material.

NI CANTINFLAS LO HARÍA MEJOR.

El administrador en su informe señala respecto al rubro 23-24-13 de acondicionamiento, reparación, mantenimiento de vehículos, motos y otros. “Se logró la reparación y recuperación de la flota de motocicletas lineales en un 100% del total de 15 motos que prácticamente estaban canibalizadas y ahí están en las instalaciones de la Direpro, operativos. Si bien es cierto NO SE LES ASIGNÓ a cada uno de ellos (los técnicos del programa), pero nunca se les negó el uso de los vehículos porque creemos que es la forma de vigilar y controlar los bienes de la institución, es decir utilizamos más del 100% establecido en esta partida” dice Flores.

No tuvieron apoyo logístico. ¿Y los saldos?

Mientras que el coordinador dijo lo contrario: “Luego de reiteradas solicitudes recién en noviembre la administración atendió con movilidades”. Hay que recordar que el administrador de la Direpro, ha sido señalado por prácticamente apropiarse de una de las movilidades de esa entidad. O sea, ¿él sí puede tener asignada una movilidad y los extensionistas no?

Existe el rubro 23-27-1199, para Servicios Diversos, para lo que se programó la mayor parte del presupuesto: 143 mil soles. Se desembolsó 72 mil soles, ejecutándose un gasto de 46 mil soles, quedando un saldo presupuestal de 25 mil soles de julio a setiembre.

Informe de julio a setiembre.

Según el administrador esa es una específica “que nos permite utilizar para hacer gastos por servicios no contemplados o no estipulados en el desarrollo del programa de tal manera que se ACUMULÓ LOS SALDOS NO GASTADOS, en otras partidas, el cual presupuestalmente se puede manejar de esta manera porque todas las partidas de gastos están dentro de la 2.3. Bienes y servicios, acá se pagó el servicio de locación prestado por todos los integrantes de dicho programa.

En este sentido, es necesario también tomar en cuenta que la remisión de estos fondos en el presente año desde sus inicios (julio a diciembre) 2016, han sido en forma irregular es decir no se hizo en forma mensual, lo que ocasionó tomar muchas veces decisiones de apoyo con fondos de la institución hasta que llegue estos fondos (caso concreto del mes de agosto y setiembre llegó a fines de octubre) y muchas veces con la incertidumbre si nos remitirán o no (octubre y noviembre llegó a fines de diciembre) los del mes de diciembre no nos atendieron” dice el administrador.

Y la única conclusión que se tiene al final, es que en desarrollo regional estamos en 0. Y en administración del poco dinero que entra al gobierno regional, estamos mal. Una cosa dicen los papeles y otra lo que manifiestan los funcionarios. Sería importante una auditoría a dicho programa ya que existen serias contradicciones.

 

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.