Centro de salud de El Estrecho cuenta con equipos sofisticados, pero no con personal capacitado

*Es IPRESS-3 y tendría que subir de categoría para que cuente con médicos especialistas.

*De otro lado, casetas construidas para la planta de oxígeno es una burla.

*Ambientes del centro de salud mejorados por PEDICP necesitan de mantenimiento.

Hace un año que el equipo de Rayos X se malogró y hasta la fecha nadie se ha dignado a repararlo pese al pedido hecho a la dirección de salud. Y al parecer el ecógrafo correría la misma suerte ya que a veces es utilizado en emergencias extremas, pero no por el personal capacitado para ello.

Por fuera el centro de salud de El Estrecho aparente ser un tremendo hospital levantado por el Pedicp hace 4 o 5 años. Sin embargo, a su ingreso se puede ver puertas en mal estado, losas despegadas de la pared, canaletas rotas que generan inundación en algunas áreas sensibles, pintura de mala calidad. Y equipos que no son manejados siendo presa fácil para el tiempo que todo lo malogra si es que estos no son manejados.

Centro de salud de El Estrecho/Putumayo.

Médico Ángel Raúl Figueroa Sandoval, jefe del centro de salud Ipress I-3 de El Estrecho/Putumayo.

El diario “La Región” pudo llegar hasta El Estrecho, donde se conversó con el gerente de ese centro de salud Ángel Raúl Figueroa Sandoval. “Ya hemos pedido a Diresa que nos envíen personal para el manejo de los equipos, pero lo que pasa es que somos nivel 3 y necesitamos tener categoría 4 para poder contar con especialistas” menciona el médico jefe.


Muestra el ecógrafo que puede malograrse por falta de uso.
Equipo de Rayos X inoperativo.

Motocarro fue adecuado para ambulancia a fin que los pacientes no sean trasladados en motofurgones desde sus casas.

Agrega que en la época covid trasladaban a los pacientes desde su casa al centro de salud en motofurgones, al aire libre. “No se podía aceptar eso así que entre los técnicos del centro se logró adecuar un motocar y así dar un traslado digno a los pacientes. Ya hemos solicitado una ambulancia, pero ésta no llega” señala. 


Proyecto millonario salió a través de Pedicp, a poco tiempo muestra deterioro en las puertas, paredes y techos.

Igual cuenta que en esa zona el combustible es un gran problema, por ello muchas veces no puede llegar a las postas que están en el alto y bajo Putumayo. “Tenemos que hacer de todo para llegar al objetivo porque tampoco podemos dejarlos abandonados a los que moran en las distintas comunidades. Algunas postas ya cuentan con concentradores de oxígeno, pero la falta de energía es otro problema” dice.

Cuenta que sí tienen balones de oxígeno en el centro de El Estrecho y que antes tenían más, pero luego que han bajado los casos covid también ha descendido el envío de balones. Se apoyan con concentradores. Sí cuentan con medicamentos contra el covid.


Caseta con motor para planta de oxígeno del gorel que aún no llega, es pequeña y sin componentes para que funcione de manera óptima. En comparación a caseta que ya existe en el hospital.

Sin embargo, sería oportuno que ya el gobierno regional se preocupe en hacer llegar la planta de oxígeno ofrecida a el Putumayo, porque aún no llega. Lo único que está es el grupo electrógeno en una caseta sumamente pequeña y sin las instalaciones que lleven a demostrar que pronto se instalará la planta que producirá oxígeno medicinal. La caseta no tiene nada que ver con la existente en el centro de salud, donde sí se ven las instalaciones necesarias. 

Varos ciudadanos colombianos de Marandúa, fueron atendidos en El Estrecho, en el marco de la pandemia.

Centro atendió a ciudadanos colombianos. 

Llegaban unas 10 personas al mes de la localidad colombiana Marandúa, ubicada frente a El Estrecho, y otras cercanas a esa provincia.

“En Putumayo hubo unas 7 muertes, algunos se enviaron a Iquitos. De Colombia llegaban unas 10 personas al mes, también se les brindó la atención, la mayoría llegaba con síntomas leves. Acá contamos con pruebas rápidas, moleculares e hisopado. Incluso algunas dosis contra el covid para el personal que no ha podido ser vacunado” explica el médico.  

De otro lado, contó que cuentan con un Aga Electrolitos que es un analizador de vasos arteriales, pero que también necesitan de un tecnólogo para que haga esas evaluaciones en laboratorio.


Sería oportuno una acción cívica a favor del pueblo del Putumayo.

“También hemos solicitado a la dirección de salud un ginecólogo y pediatra para las atenciones de mayor demanda acá. Este centro de salud aún no ha sido entregado oficialmente al sector, no sé qué faltará para que hagan ese trámite. Confío en que dentro de poco el sector programe una acción cívica para atender a tantas personas que necesitan en esta provincia fronteriza” declaró el gerente. (El Estrecho.