“Creo que nuestro Estado de Derecho se ha consolidado”

“Creo que nuestro Estado de Derecho se ha consolidado”

*Expresó el jurista Dr. Carlos Ramos Núñez, quien llegó a Iquitos para presentar su libro: “La Letra de la Ley” historia de las constituciones del Perú. 

“Decía Thomas Macaulay que “mientras las naciones avanzan al trote, las constituciones van a pie”. Sentencia con la que el historiador y político inglés intentaba poner de relieve la divergencia cronológica entre los acontecimientos y la determinación de las formas políticas”. De esa manera empieza el jurista Carlos Ramos Núñez, su importante obra la misma que vino a presentar el pasado viernes en la Corte Superior de Justicia de Loreto. Ahí se pudo dialogar con él.

“En cuanto a Constituciones hemos tenido un recorrido sinuoso, difícil, pero tenemos la suerte que por más de 20 años contamos con un Estado constitucional. Desde hace unos 20 años a la fecha hemos tenido un ininterrumpido proceso de elección democrática y creo que nuestras instituciones se han enraizado en un Estado constitucional. Esperemos que sea así. Desgraciadamente en la historia peruana más tiempo estuvieron las épocas de dictadura que de democracia.


Jurista Carlos Ramos Núñez, presentó su libro: “La Letra de la Ley”, historia de las constituciones del Perú.

Una figura central de nuestra historia como Miguel Grau, decía que los ciudadanos no debíamos ser solo súbditos de la constitución y eso es básicamente la idea. Manuel Vicente Villarán, decía que nos habíamos pasado haciendo y deshaciendo constituciones. Yo creo que hemos llegado a un momento de madurez ciudadana, madurez cívica. Sin perjuicio de las modificaciones constitucionales que se hagan, creo que nuestro Estado de Derecho se ha ido consolidando” expresó Ramos.

Luego se pronunció de los criterios usados en la constitución del 79 y la del 93. “Pienso que la constitución ya ha dejado de ser una norma simplemente promulgada. Como toda norma los textos normativos tienen que considerar que al momento que se promulgan no mueren, sino que nacen, entones depende de una labor interpretativa.

El Tribunal Constitucional interpretó la constitución del año 93 en el sentido de la estabilidad laboral. No obstante que la letra de la constitución del 93 simplemente consideraba que había una adecuada protección frente al despido. Pero una línea interpretativa del Tribunal Constitucional cambió el sentido de esa norma.

Se creó la Defensoría del Pueblo en el 93, no estaba en la del 79. Esa función la cumplía el Fiscal de la Nación y el fiscal de la nación como titular del ministerio público tenía otras responsabilidades antes que ser Defensor del Pueblo. Entonces yo diría ahí hay un progreso. Otro progreso, fue la conformación del Tribunal Constitucional que tiene más prorrogativas que las que se le concedió en la del 79.  

En la constitución del año 93 se dio el reconocimiento de la jurisdicción de los pueblos indígenas, de las comunidades nativas y campesinas, así como la relación que se debe tener con la justicia de paz. Y esto de acuerdo a la disposición del Organismo Internacional del Trabajo, eso fue otro progreso. La constitución del año 79 destaca sobre todo en el reconocimiento de los derechos sociales. Pero no basta que los derechos se reconozcan, sino que sean efectivos” concluyó Ramos Núñez.    

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.