Estudiantes de la UNAP lograron que respeten sus derechos

*Gracias a la Asociación estudiantil “Lidera Unap”.

Hace un tiempo estudiantes de la escuela de idiomas extranjeros, denunciaron a la docente que los desaprobó injustamente. Con el apoyo del equipo legal de la asociación estudiantil “Lidera Unap”, presentaron sus reclamos exigiendo que se promedie sus notas de acuerdo al sílabus de los cursos.

Que, al término del semestre 2020 – II los estudiantes de la Facultad de Educación de la Escuela de Idiomas Extranjeros de la de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, al revisar sus sistema de notas, se dieron con la sorpresa que habían desaprobado los cursos de Didáctica Aplicada I y Lingüística Aplicada II, que en un inicio estuvo a cargo de la docente Julia Victoria Vásquez Villalobos y tras su fallecimiento, asumió la Sra. Mary Macedo Grandez; motivo por el cual, se comunicaron con la docente quien no les dio razón alguna.

Ante esta injusticia, los estudiantes se organizaron y realizaron un plantón en el frontis de la Facultad de Educación ubicado en Calle Sargento Lores #635 esperando obtener un diálogo con las autoridades correspondientes; sin embargo, no tuvieron éxito.

“Al tener conocimiento de la situación por la que atravesaban mis compañeros, decidí contactarme con los miembros de la Asociación Estudiantil LIDERA UNAP para que nos orienten y nos apoyen, ya que ellos saben cómo se debe actuar ante este tipo de situaciones. Es ahí, donde nos presentaron a su Equipo Legal conformado por la Abogada Xiomy Suylam Cavero García y el Bachiller en Derecho Alex Junior Ríos Rengifo” manifestó uno de los estudiantes.

Con la ayuda del Equipo Legal de la Asociación LIDERA UNAP inmediatamente presentaron el reclamo correspondiente solicitando que se revise, califique y promedie adecuadamente el desempeño académico de los estudiantes agraviados en los cursos de Didáctica Aplicada I y Lingüística Aplicada II dictadas en el semestre 2020 – II y accesoriamente solicitaron la rectificación de nota correspondiente.

“Nos contactamos con los miembros del Equipo Legal de la Asociación Estudiantil LIDERA UNAP quienes manifestaron que realmente fue una batalla legal, porque desde un inicio no querían acceder al pedido de los estudiantes manifestando que las notas ya estaban en el sistema y no se podían cambiar. También, libramos una batalla psicológica, debido a que la mayoría de los estudiantes afectados tenían miedo por las posibles represalias que pudieran ocasionarse contra ellos por parte de la docente denunciada o de sus colegas, así como, la incomodidad que sentían por haber obtenido calificaciones muy bajas” mencionaron.

¿Ustedes se reunieron con el Decano de la Facultad de Educación?

-Sí, nos reunimos en su despacho y le explicamos la situación; le comentamos que habíamos presentado un reclamo de los estudiantes, que era antipedagógico que un docente universitario desapruebe al 99.9% de sus estudiantes y le solicitamos que tome acciones a fin de resolver el reclamo presentado.

¿Cuál fue la actitud del Decano?

-Realmente, su actitud no fue la adecuada, se le notó déspota; nos dijo que no existe fundamento alguno que respalde la actitud antipedagógica de la docente y que los docentes tienen la libertad de desaprobar a todos sus estudiantes. Incluso, de manera indirecta nos dio a entender que los estudiantes buscaban aprobar fácilmente los cursos y nos indicó que la Decanatura no era competente para resolver el reclamo.

Después de presentar el escrito, solicitamos una reunión con el director del Departamento Académico de la Escuela de Idiomas Extranjeros para explicarle que según el art. 98° del Reglamento Académico de la UNAP vigente, los estudiantes que estén disconformes con su promedio final tienen el derecho a presentar su reclamo por escrito ante el docente quien tendrá un plazo de cuarenta y ocho (48) horas para resolver su demanda. En caso de no ser resuelto o recibido su reclamo en esta instancia, se puede presentarlo ante el Decano o Coordinador de la Facultad, quien resolverá en un plazo de 48 horas. De no ser resuelto se elevará al Consejo Universitario, quien resolverá en última instancia.

Ahí, se conforma la comisión que revisaría el reclamo de los estudiantes; esta comisión estuvo presidida por el Lic. Barry del Águila Ríos y tuvo como miembros al Lic. Walter Chucos Calixto, Lic. Emma Raquel Moscoso Luppi y Lic. Julio Vo Ríos Soria.

Esta primera comisión, revisó los medios probatorios presentados por los estudiantes, el descargo presentado por la docente Mary Macedo Grandez y emitieron el informe N°001-CE-DAIE-FCEH-UNAP-2021, donde concluyeron que los estudiantes no presentaron evidencia necesaria que justifique el cambio de calificación y que el desempeño de la docente está de acuerdo al sílabus de ambos cursos.

¿Cómo tomaron la decisión de Comisión presidida por Lic. Barry del Águila Ríos?

La decisión de esta comisión estuvo fuera de contexto, notamos claramente una parcialidad a favor de la docente y eso causó que muchos estudiantes se desanimen y desistan de su reclamo.

En la UNAP siempre se ha visto que entre docentes se cubren las espaldas por cualquier motivo. Mayormente, se dan para obtener favores políticos, más aún en época electoral donde candidatos al Rectorado, Vicerrectorados y Decanatura prometen con facilidad muchas cosas.

¿Es cierto que se formó una segunda comisión?

Si, tras la decisión parcializada de la primera comisión y al ver que ya había pasado bastante tiempo, llegamos a un acuerdo para que los estudiantes demuestren sus conocimientos.

Pero, esta comisión actuó arbitrariamente y no se pudo rendir la evaluación ya que, en el examen, los estudiantes tuvieron menos de 24 horas para prepararse; es más, ni siquiera les habían entregado el temario, tampoco les explicaron la metodología, todo fue sorpresa para ellos. Es por eso que, se presentó un memorial fundamentando los motivos por el cual no rendirán la evaluación y exhortaron a la comisión a reprogramar el examen.

Resultado debe marcar un precedente en la universidad, a fin que los estudiantes reclamen sus derechos cuando sientan que son transgredidos.

Tras este incidente, solicitamos una segunda reunión con el Decano quien se negó a atendernos; pero, luego de informarle que íbamos a tomar acciones legales contra él, nos recibió en su despacho nuevamente.

¿Es ahí donde se forma una tercera comisión?

Si, fue una reunión larga, revisamos los informes de las dos primeras comisiones y tras analizarlas, el mismo decano se dio cuenta que no habían actuado adecuadamente y que el error era de las comisiones conformadas a nivel del Departamento de Idiomas Extranjeros.

Entonces, se crea una última comisión a nivel de decanatura para poder evaluar a los estudiantes.

Al final, con esta última comisión se coordinó de manera adecuada la metodología, el temario y las rúbricas de evaluación que iba a tener el examen.

¿Cuál fue el resultado de la evaluación?

El 70% de estudiantes que rindieron el examen aprobaron con notas muy buenas, el 30% desaprobó con notas deficientes. Sin embargo, este resultado refleja claramente que la docente denunciada no evaluó correctamente a sus estudiantes y eso ocasionó un perjuicio a ellos.

¿Se puede decir que fue una victoria de los estudiantes?

Claro que sí, aunque no todos tuvieron la oportunidad de rendir la evaluación debido a que al finalizar el semestre se aprobó en Consejo Universitario el retiro automático de cursos para los estudiantes que habían desaprobado con notas menores a 08.

Nosotros, solicitamos a la comisión que se les permita rendir sus exámenes a los estudiantes que habían sido retirados automáticamente pero no aceptaron; a pesar de dar buenos sustentos jurídicos. Motivo por el cual tomaremos acciones legales por causar perjuicio aquellos estudiantes que reclamaron y no rindieron su evaluación.

¿Cuánto tiempo duró este proceso?

Aproximadamente duró un mes y medio. Lo correcto es que un proceso de esa magnitud dure cuarenta y ocho horas como indica el reglamento, pero lamentablemente la burocracia y las malas actitudes de algunas autoridades en esa Facultad impidió que eso suceda.

¿Qué acciones les falta completar?

Nuestra prioridad era que, los estudiantes sean evaluados de manera justa y que se les ponga el promedio que realmente merecen.

Ahora, toca hacer el seguimiento para que la decanatura envíe mediante Resolución Decanal las notas de la evaluación a DIGRAA y esta proceda a rectificar con nota aprobatoria a los estudiantes.

Luego, inmediatamente presentaremos la denuncia administrativa que corresponde para que se inicie el Procedimiento Administrativo Disciplinario Sancionador contra la Sra. Mary Macedo Grandez,docente de la Facultad de Educación, escuela de Idiomas Extranjeros por la presunta comisión de FALTAS GRAVES. Esperamos que el presidente de la Comisión de Procesos Disciplinarios de Docentes sancione ejemplarmente a esta docente, porque, sinceramente docentes así no merecen enseñar en ninguna aula.

Nosotros, somos conscientes de que, si este reclamo se hubiera resuelto de manera rápida, todos los estudiantes afectados hubieran tenido la oportunidad de rendir su evaluación y demostrar sus conocimientos; es por eso que, vamos a presentar la denuncia administrativa contra el decano de la facultad de educación y el director académico de la escuela de idiomas extranjeros por causar perjuicio a los estudiantes que no rindieron su evaluación por haber sido retirados automáticamente.

Tenemos conocimiento que el actual Decano de la Facultad de Educación, es candidato a Vicerrector Académico, un cargo muy importante en la UNAP, ¿Qué opinión pueden dar al respecto?

Por toda la experiencia pasada en este proceso administrativo, consideramos que no está capacitado para ejercer el cargo a Vicerrectorado Académico. Ese cargo, debe ser asumido por un docente que se preocupe por hacer cumplir el principio del interés superior del Estudiante en todos los aspectos y no por alguien que actúa de manera desinteresada con la problemática estudiantil.

¿Qué mensaje pueden dar a los estudiantes de la UNAP?

Nosotros, como profesionales que hemos pasado por las aulas de la UNAP, queremos decir a la comunidad estudiantil que no teman en alzar sus voces ante las injusticias que se presentan; el camino y el proceso de lucha no es fácil, pero la justicia siempre llega para quienes luchan por causas justas.

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.