FISCALÍA/ ODCI: LIMPIÓ A FISCAL PINEDO ROJAS (III)

FISCALÍA/ ODCI: LIMPIÓ A FISCAL PINEDO ROJAS (III)

*De amenazas a periodista.

*De estar en restaurante con investigada por corrupción en horas de trabajo.

*Resulta que ahora quien se queja prácticamente termina siendo culpable de los vergonzosos actuados del fiscal.

*Peligro total en ODCI pues serán responsables de investigar a Juez José Chumbe, quien condenó a Yván Vásquez a seis años de cárcel por peculado.

*Finalmente en sus descargos (oportunidad que no le dieron a la periodista) el fiscal ya no dice que lo seguíamos a él sino a su pareja.

Los hechos ocurrieron el 11 de noviembre de 2016, el 22 de noviembre la Comisión de Investigación preliminar, dispuso abrir investigación por un plazo de 30 días. Es decir; el 22 de diciembre debieron evacuar el informe final pero no fue así. Dicha comisión recién sacó el informe 08-2016 el 10 de febrero de 2017 (casi a 03 meses de ocurridos los hechos), donde opina se declare NO ha lugar abrir proceso disciplinario al fiscal Marco Antonio Pinedo Rojas.

Por lo que la jefa de OCI Mery Aliaga Rezza, emite la Resolución 02 recién el 20 de febrero de 2017. Para recién notificarnos de dicha decisión de ODCI el 10 de marzo de 2017. O sea, un día antes de cumplirse 04 meses de los incidentes ocurridos en las inmediaciones de la Plaza 28 de Julio entre la periodista y el fiscal.

Una resolución plagada de inexactitudes y a la vez reveladora porque en el afán de salvarse, el fiscal da a conocer detalles que desconocíamos absolutamente como por ejemplo, que quien estaba con la Abog. Lira Reátegui, a la salida del poder judicial quienes luego ingresaron al restaurante Ivalú, era su conviviente.

Descarada decisón de ODCI/Loreto.

Siendo que la mencionada, también habría laborado en la municipalidad de Punchana donde es alcalde el padre de la hija de la Dra. Lira Reátegui, Euler Hernández. Siendo que ambas, tendrían su estudio jurídico en la misma dirección de la calle Napo. Dicho sea de paso, qué feo eso de involucrar a su pareja en un tema donde ella no tenía nada que ver. Todo para salvarse ante el Ministerio Público.

RESOLUCIÓN “SALVAVIDAS” PARA EL FISCAL PINEDO ROJAS. MUY GRAVE LA TERGIVERSACIÓN QUE HACE ODCI DE LOS HECHOS.

De los cargos imputados ODCI dice algo que nunca dijimos. “…el fiscal se encontraba en el restaurante “Ivalú”, tomando jugo (desayuno) acompañado de 02 personas investigadas en un proceso por el delito de Lavado de Activos seguido contra el ex presidente Iván Vásquez, identificándose a una de ellas como Lira Reátegui, actuando así (el fiscal) con absoluta falta de responsabilidad en su obligación propia de representante del ministerio público…” señala la comisión entre otros puntos que nunca señalamos. Y aumentar datos falsos en una investigación preliminar también debería ser sancionado.

Jamás dijimos que el fiscal estaba acompañado de 02 personas investigadas por lavado de activos. Hablamos de Lira Reátegui, investigada por alta corrupción (no por lavado de activos, aunque sí está comprendida como testigo) de la otra abogada no dijimos nada porque no sabíamos a profundidad quién era y mucho menos que era pareja del fiscal. Desde ahí nomás empezó a investigar mal la comisión o en todo caso, se ciñó a la estrategia desplegada por el propio Pinedo Rojas.

La comisión agrega que en consecuencia la conducta desplegada por el fiscal, transgrede el horario de trabajo (lunes a viernes de 07:30 a.m. a 4.30 pm, refrigerio de 01 a 02 p.m.). Y es que el fiscal Valdez Hirene, pidió que solo lo investiguen por estar en horas de trabajo en un restaurante. O sea, no se basaron en la queja de la periodista que era en cuanto a la compañía de persona investigada, además, lo más grave referente a las amenazas que nos hizo en plena vía pública.

VERGONZOSO DESCARGO DEL FISCAL PINEDO ROJAS.

Lo hizo el 19 de diciembre de 2016. Dice que la quejosa (calificativo que en el informe 08 se repite 19 veces) manifestó… “que se encontraba con personas investigadas por alta corrupción, hecho equivocado porque solo una de ellas Lira Reátegui, se encuentra investigada por el delito de Lavado de Activos”.

El fiscal Pinedo Rojas, es quien echa a Lira Reátegui, indicando que está siendo investigada por Lavado de Activos. Reátegui, también es investigada por el caso de corrupción de los créditos agrarios (audiencia 17 de marzo 2017) y otras investigaciones abiertas por el Ministerio Público referente a su desempeño cuando laboraba en la Municipalidad de Belén.

Agrega que el 11/11/2016 culminadas sus audiencias alrededor de las 10:15 minutos, cuando se encontraba por volver a su despacho fiscal, se encontró DE CASUALIDAD con su CONVIVIENTE María del Rosario Huaraquispe y la letrada Lira Reátegui Pinedo, momento en que hace su aparición la QUEJOSA, quien con cámara en mano, comenzó a realizarles tomas fotográficas, hecho que AFECTÓ LA INTEGRIDAD EMOCIONAL DE SU CONVIVIENTE, quien PERTURBADA por los actos de HOSTILIZACIÓN de la quejosa, cruza la pista e ingresa al restaurante Ivalú, mientras sigue siendo víctima de tomas fotográficas por parte de la quejosa.

Ante dicha situación el fiscal cuestionado señala haberse PREOCUPADO por el estado emocional y físico de su conviviente, por lo que optó por asistirla, llegando en dicho acto a ingresar al local “Ivalú” y luego de observar a su conviviente se retiró de dicho lugar. El fiscal agregó que no era cierto que haya realizado consumo en el referido local comercial, y que la única razón por la que ingresó, fue para asistir a su conviviente luego de lo cual procedió a retirarse mientras seguía siendo fotografiado por la quejosa. Y que reingresó a su centro de labores a las 10:40 horas, a fin de continuar con sus diligencias en sede fiscal.

¿El fiscal Pinedo Rojas es SUPERMAN? ¿Tan rápido pues desde Ivalú (10 y 30 a.m.) salió y llegó al local del Ministerio Público, esto teniendo en cuenta que debió retornar a la zona del poder judicial para recoger su auto?

Agrega la comisión: “Indica (el fiscal) que la razón de la queja interpuesta (ahí sí se basan en nuestra queja y no en la de Valdez Hirene), radica en que con fecha del 14 de noviembre, le cursó una carta notarial a la quejosa a fin que se rectifique sobre los adjetivos calificativos, cualidades y conductas difamatorias vertidas por la quejosa en la publicación del 11/11/2016 en su plataforma virtual, en mérito en que el 14 noviembre la quejosa emitió un nuevo reporte periodístico que tituló: “Fiscal Pinedo Rojas de varón a víctima” la misma que en su parte final señala: “ya no íbamos a retornar a OCI, pues esos trámites nos quitan espacio de nuestro valioso tiempo, (…). Y en respuesta a la carta notarial enviada. Así que cumpliremos con los requisitos que piden”.

Dice la comisión recortando groseramente lo que escribimos en esa fecha.

LO QUE EN REALIDAD ESCRIBIMOS DESPUÉS DE RECEPCIONAR Y RESPONDER A SU CARTA NOTARIAL:

Ante la amenaza de denunciarnos si no publicábamos dicha misiva:

“Puede hacerlo señor fiscal. Nosotros no lo denunciaremos pero sí presentaremos nuestra queja ante OCI con fotos y narración de los hechos citados. Además pediremos que usted haga escuchar y ver el video filmado donde nos amenaza. Usted debe tenerlo ¿verdad? Acción que haremos este martes a primera hora ante la doctora Mery Aliaga Rezza, jefa de OCI del MP en Loreto.

Ella retornó de vacaciones, este lunes fuimos y nos piden algunos requisitos simples que este martes presentaremos. Así que sereno señor fiscal y no engañe en cuanto a las amenazas hechas a nuestra persona y que también sea falso el que usted haya estado ahí a las 10 y 30 a.m. el día viernes en ese local. Usted estuvo tomando desayuno con ellas y las fotos hablan solas.

Ya no íbamos a retornar a OCI, pues esos trámites nos quitan espacio de nuestro valioso tiempo, pero creemos que hay que sentar precedente ante esas amenazas contra la prensa. Y en respuesta a la carta notarial enviada. Así que cumpliremos con los requisitos que piden” escribimos el 14 de noviembre.

Desde el 11 de noviembre dijimos que iríamos a sentar precedente de lo ocurrido en el ministerio público, sobre todo porque había que SENTAR PRECEDENTE ANTE ESAS AMENAZAS CONTRA LA PRENSA” líneas que groseramente cortó la COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR DE OCI.

LORETO ESTÁ FATAL CON UNA ODCI DE ESE NIVEL.

Lean bien qué ponen en el siguiente párrafo de la resolución.

“La quejosa cuestiona la presencia del fiscal con la persona de Lira Reátegui, (quien viene siendo investigada por el delito de lavado de activos y no por alta corrupción como erróneamente lo señala (la periodista) y que en horario de trabajo se encontraba tomando desayuno en Ivalú. Sin embargo es de advertir que de las tomas fotográficas remitidas en la queja…no se observa imagen alguna que demuestre de forma fehaciente e indubitable que el fiscal cuestionado, el día 11 de noviembre de 2016 entre las horas 10:15 a 10:30 a.m. se encontró dentro de las instalaciones del restaurante degustando un desayuno y menos aún que se encontraba en compañía de las personas de Lira Reátegui y María del Rosario” dice groseramente la comisión de investigación del Ministerio Público.

¿Cómo dicen los abogados? “¿A confesión de parte, relevo de pruebas?”. Si la comisión de investigación por último no creyó en la QUEJOSA y lo publicado en la página web ese mismo día (ahí está la fecha 11/11/2016), ¿por qué no le cree tampoco al fiscal? El mismo Pinedo Rojas, en su descargo les dijo:

“Ante dicha situación (toma de fotos) el fiscal cuestionado señala haberse PREOCUPADO por el estado emocional y físico de su conviviente, por lo que optó por asistirla, llegando en dicho acto a ingresar al local “Ivalú” y luego de observar a su conviviente se retiró de dicho lugar. El fiscal agregó que no era cierto que haya realizado consumo en el referido local comercial, y que la única razón por la que ingresó, fue para asistir a su conviviente luego de lo cual procedió a retirarse mientras seguía siendo fotografiado por la quejosa. Y que reingresó a su centro de labores a las 10:40 horas, a fin de continuar con sus diligencias en sede fiscal.

¿Por qué la comisión no valoró bien ese descargo? Pinedo Rojas, acepta que ese día ingresó al local supuestamente a “socorrer” a su conviviente y que luego se retiró. La comisión cree que somos desvalidos mentales, que no razonamos, que somos unos imbéciles para salir a la calle y quejar a los ciudadanos sin tener ningún motivo y así tirar por la borda más de 30 años de periodismo. No es aceptable.

Es más, en la foto donde el fiscal está en Ivalú tomando una imagen de la periodista, al fondo se observa a Lira Reátegui, tomando su jugo. ¿No se les ocurrió llamar al chico de imagen institucional para que les enseñe el acercamiento de una imagen y así constatar bien lo escrito por el PERIÓDICO DE LORETO? Una vergüenza e insulto la investigación preliminar de la comisión de ODCI.

Y lo peor que en el punto 11 de la paupérrima investigación preliminar de ODCI, termina aceptando que el fiscal sí estuvo en el restaurante Ivalú. “El hecho que el fiscal cuestionado haya ingresado a las instalaciones de restaurante, conforme a lo sostenido en su informe de descargo, fue con la finalidad de asistir a su conviviente María del Rosario Huaraquispe, quien se sintió perturbada con las fotos” dice la comisión y encima le hacen una DEFENSA CERRADA al fiscal Pinedo, que ni él mismo la habría hecho mejor.

Dice la comisión respecto a que la conviviente de Pinedo, se habría visto perturbada por las fotos: “esto no se alejaría de la realidad, toda vez que, tanto el fiscal cuestionado como su conviviente fueron sometidas a constantes capturas fotográficas por parte de la quejosa, conforme se acredita de las tomas fotográficas”. ¿Qué les parece?

Luego expresan que el fiscal se avoca a investigar procesos comunes y no de lavado de activos o de corrupción. Nunca dijimos que él investiga a Lira Reátegui, les recordamos el Código de Ética del Ministerio Público, que los fiscales deben ver con quiénes andan, con quiénes se reúnen. En este caso con una persona investigada por alta corrupción en la época de Vásquez.

Finalmente la vergonzosa y grosera comisión de investigación preliminar, le echa detergente a todo lo actuado por el fiscal Pinedo Rojas, ese 11 de noviembre de 2016, lanzándole un salvavidas para que no sea botado del ministerio público. Y eso significaría tener “padrinos” de peso pesado en ese poder del Estado.

“En consecuencia este órgano de control llega a la conclusión que no existen indicios mínimos que el fiscal haya estado sosteniendo reuniones informales con una persona investigada ante éste ministerio público y por el propio fiscal cuestionado. Y menos aún, que éste haya estado durante horario de oficina desayunando en lugar público ((pese a que así ha quedado registrado y pese a que el mismo Pinedo Rojas, así lo aceptó en su descargo)).

Dra. Mery Aliaga Rezza, fiscal honesta que habría sido sorprendida.

Dice que solo existe una imputación genérica realizada por la quejosa en su escrito, sobre el cual se debe indicar que la sola sindicación de la quejosa sin medio de prueba que corrobore lo afirmado; no es considerado como indicio suficiente para someter a un magistrado a un procedimiento administrativo sancionador” apuntan. Agregando que “dicha versión (de la periodista) se encuentre verificada con otros medios probatorios, toda vez que procesar a una persona con la sola imputación de la parte quejosa, no es acorde al derecho a un debido proceso porque se corre el riesgo que la misma pueda estar parcializada y llena de subjetividades internos, lo cual no es fundamento lógico para ejercitar la acción administrativa sancionadora”.

Letras descaradas cuya comisión pareciera no haber tenido sangre en el rostro a la hora de haber redactado la nefasta resolución número 02, firmada por la doctora Mery Aliaga, de quien seguimos pensando que ha sido inmensamente sorprendida al firmar tan abominable escrito.

Finalmente lo blindaron y decidieron no ha lugar abrir procedimiento disciplinario al fiscal Pinedo Rojas.

¿Qué se puede hacer?