HAY QUE FRENAR NEGOCIOS QUE ACELERAN EVENTOS FATALES

HAY QUE FRENAR NEGOCIOS QUE ACELERAN EVENTOS FATALES

Pese a toda la destrucción a la que ha venido estando sometida la región Loreto, ésta ha venido pasando “piola” en cuanto a los desastres naturales. Tanto así que la gente se reía cada vez que Defensa Nacional anunciaba un simulacro. “Para qué pierden tiempo en Iquitos, acá no hay terremotos” se decía. Después de lo ocurrido el último viernes con el llamado “huracán charapa”, dudamos que alguien pueda seguir pensando igual.

001
Lo acontecido ha sido el primer “manguaré” en volumen híper fuerte que ha lanzado la madre tierra a fin que sus hijos, los desorejados y ambiciosos de billetes verdes, la escuchen y empiecen a rechazar de algún modo aquellos negocios dedicados a punzar con su ambición la llaga del planeta hasta hacerlo explotar. Hecho del que no está lejos Loreto, la lluvia torrencial ha sido solo el principio. Habría que agradecer que no duró mucho tiempo de lo contrario habrían más muertos, más heridos y más destrucción material que con un inmisericorde terremoto de 8.9 grados.

¿Qué dirá Dennis Melka y el grupo Romero, quienes alquilan plumas para hacer creer al mundo que la deforestación de Tamshiyacu, Loreto, Iquitos, con el cuento de la masiva producción de Cacao, es lo mejor para la población que el viernes ha estado a punto de ser barrida por la “ira de Dios? Mientras ellos viven en ciudades alejadas de la llamada capital de la Amazonía-pulmón del mundo, que por ahora bien podría llamársele: “un pulmón con neumonía” en cuidados intensivos; los loretanos entraron en pánico frente a los látigos de agua que cayeron en la ciudad.

LORETO/IQUITOS/PEERÚ.
LORETO/IQUITOS/PERÚ.

¿Tiene que  ver la deforestación de Tamshiyacu en todo esto? Por supuesto que sí. Por supuesto que ha dado su inconmensurable aporte en contra del medio ambiente. Antes había protección con las miles de hectáreas de bosques primarios, hoy el huracán charapa y todos los huracanes del mundo podrán entrar a Loreto cuando quieran porque para eso se les ha abierto el camino en unas 4,500 hectáreas aproximadamente en “Fernando Lores”. Miles de hectáreas peladas por lo que ya no existe un muro de contención para los desastres y fatales fenómenos naturales. Así es aunque muchos se rían de éstas líneas.

El otro factor sin duda, es la extracción petrolera. Por ahora detenida en Lote 192 pero que avanza por la cuenca del Nanay con la empresa GRAN TIERRA. Un hecho frente al cual los ciudadanos debemos estar en permanente alerta a fin de impedir que empiecen a extraer petróleo de la cuenca de donde la empresa SEDALORETO capta agua para después tratarla y distribuirla a los consumidores de Iquitos.

La empresa mencionada quiere aplicar su PLAN MAESTRO a como dé lugar y eso no se puede permitir. Si no fuera porque el pueblo salió a protestar a las calles ante el intento de la Gran Tierra, de seguro ya estarían sacando el oro negro del Nanay. Gracias a Defensoría del Pueblo que reportó el evento como un delicado conflicto social en Iquitos; se logró parar. Hoy se sabe que nuevamente intentan entrar los de la gran…tierra. No hay que permitirlo. Todas estas situaciones están acumulando fatales desenlaces para la selva, lo del viernes 9 de setiembre 2016, ha sido solo el primer aviso de algo peor.

“Ya habían ocurrido eventos similares en Pucallpa y en el mundo, Loreto se estaba librando pero ahora le tocó y digamos que felizmente duró poco la tormenta porque de lo contrario se estarían lamentando muchas más muertes. Como se podría decir “el golpe avisa”, este ha sido un primer golpe muy fuerte por lo que yo podría decir que deberían evitarse esos negocios de explotación petrolera, tala ilegal, deforestaciones como la de Tamshiyacu; porque todo ello termina contribuyendo a este tipo de eventos fatales como el vivido el último viernes en Iquitos. En Loreto contamos con esos detonantes del cambio climático que aceleran fenómenos naturales fatales” ha declarado el profesor José Manuyama, del Comité de Defensa del Agua y habría que oírlo muy detenidamente.

 

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.