Hubo quejas de algunos adultos antes de recibir la segunda dosis Pfizer

*Los que tuvieron que llegar hasta el ex local del Pronaa que ahora una parte es ocupada por la municipalidad de Belén.

A eso de las 6 de la mañana ya había adultos mayores sentados bajo las carpas colocadas en el frontis del local. Felizmente no llovió, pero sí hizo un sol endiablado que puso de mal humor a muchos adultos por lo que se quejaron ante la prensa.

Adultos tuvieron que soportar un inclemente sol a fin de conseguir su segunda dosis.

“No se ha respetado a los que tenemos que asistir a recibir la segunda dosis Pfizer, la primera dosis fue en el colegio “la cuatro” y ahora acá donde no hemos alcanzado sillas. Tampoco ha habido la difusión de manera masiva, solo escuchamos en una radio que iban a vacunar la segunda dosis. Fuimos al colegio pensando que era allá, pero nos dijeron que era en Belén.


Otros que llegaron muy temprano se ubicaron bajo carpas colocadas en el frontis del ex Pronaa.

Y todavía en este local tan en la parte baja. No sé por qué no han buscado un local amplio como el colegio pasado donde estuvimos bien. No hay sombra para todos en Belén y no entiendo cómo hacen venir a adultos mayores de 80 años, ellos deben ser vacunados en sus casas” dijo el señor Rivera, agregando que el director de salud Carlos Calampa, ya tendría que haber renunciado hace tiempo.  


Algunos adultos fueron llevados en silla de ruedas. Ellos debieron ser vacunados en sus casas.

Vacunación tuvo una mejor secuencia a fin que no haya desorden, ni coladeras.

Otros adultos declararon que los gobiernos locales y nacional en general, estaban mal en organización. “Y no solo pasa con la vacunación, también en las elecciones. Cómo es posible que antes se vote a una cuadra de la casa y ahora se haya cambiado a 15 cuadras el lugar de votación”. Finalmente, dijeron que de seguro había un presupuesto para la vacunación y por qué no se había conseguido un mejor local.