“La idea no es atacarse sino trabajar y hacer las cosas bien”

*Expresó el presidente de la Corte Superior de Justicia de Loreto Carlos Del Piélago Cárdenas.

*Respecto al caso presentado por la fiscalía de medio ambiente en donde no concedieron prisión preventiva a “dragueros”.

Por lo que la fiscalía cuestionó la decisión del juez de primera instancia, lo que salió publicado en un diario local. Debido a ello la Corte Superior de Justicia, emitió un pronunciamiento.  

Lo que motivó la respuesta del poder judicial fue que el diario El Popular sacó dicha información y eso salió desde el ministerio público, debe ser del área de imagen institucional que envió la nota. Entonces creo que no entienden que la idea no es atacarse sino la de trabajar y hacer las cosas bien. Que si hay errores para eso están las apelaciones y las instancias superiores son las que resuelven.

Dicen: “la Corte liberó” dando a entender que esas personas estaban presas y que había una inconducta funcional de la jueza al no conceder la prisión preventiva. ¿Eso está dentro de ese criterio de trabajo, cómo lo interpretamos? Entonces la respuesta ha debido ser en atención a ello. Lo que hemos hecho es aclarar qué si no se concedió la medida cautelar de prisión preventiva, se puso la de comparecencia restringida, que también es fuerte.


Carlos Del Piélago Cárdenas, presidente de la Core Superior de Justicia de Loreto.

Se dice el poder judicial hizo mal al publicar ese comunicado y la repregunta es: ¿Y lo que hizo el área de imagen del ministerio público al correr y llevar una información a ese diario que busca el sensacionalismo sabiendo que todavía no había sido vista por la sala penal de apelaciones?

Lo que se ha hecho es poner las cosas en claro, y en frío poner las cosas en su sitio y que vaya arriba (sala de apelaciones). Yo no intervengo en las decisiones de los jueces, sube a la primera sala conformada por 3 juezas de amplia experiencia. Profesionales, con post grado, Erika Jordán ha trabajado en la sala penal nacional tiene amplia experiencia, igual que las otras dos juezas (Melina Vargas y Bethy Palomino).

Tengo confianza en que ellas están haciendo las cosas bien, sé que las hacen bien al punto que hay abogados que dicen que son demasiado severas. Mejor que sean así antes que indulgentes porque la comunidad lo que quiere es que se resuelvan las cosas y se pongan en su sitio.  

Le digo a Alberto (Niño de Guzmán) que tenga confianza y también le reitero que yo no intervengo en la decisión de los jueces. No lo hago por la razón que cuando yo trabajaba como juez no aceptaba intervenciones de nadie. He resuelto para bien o para mal en un sentido que hasta ahora me permite seguir trabajando como magistrado. Y tampoco he sido un juez de malas decisiones, que pueden ser cuestionables, criticables, como toda obra humana que puede ser materia de crítica, pero nunca ha habido interferencias y actos de corrupción.