Máxima pena de cárcel fue bien aplicada a sujeto que embarazó tres veces a su hija

*Los operadores de justicia, con justicia, aplicaron buen criterio al dictar pena extrema de cadena perpetua.

*Individuo de 45 años terminará sus días en el penal de Iquitos.

En esta oportunidad el engranaje de la justicia (fiscalía y poder judicial) funcionó a la perfección para que el sujeto Magno Paima Reátegui (45) termine sus días en el establecimiento penitenciario de Iquitos.

Los artífices de lograr la máxima pena del código fueron los integrantes de la sala penal liquidadora y segunda de apelaciones Aldo Atarama Lonzoy, como presidente, y los jueces Guillermo Bendezú, con Carol Retiz.

Siendo que, en el sustento y trabajo pro activo para conseguir la máxima pena para el individuo, estuvo el fiscal Julio Arriarán Lora, de la segunda fiscalía superior penal de Loreto. El caso ha tenido muchos años en investigación y pasó por diversos integrantes del Ministerio Público, hasta que llegó a manos de Arriarán Lora, quien logró a través de la sala penal mencionada; cadena perpetua para Magno Paima Pinedo.     

“Que la sentencia extrema sirva como llamado de atención y reflexión para algunos malos padres de familia que cometen ese tipo de abuso contra sus hijos” menciona Arriarán.


Dr. Julio Arriarán Lora, logró cadena perpetua para sujeto que violó y embarazó tres veces a hija.

Como ya es de conocimiento público, el mal padre venía realizando tocamientos indebidos contra dos de sus hijas desde que tenían entre 10 y 11 años. Las tenía sometidas con amenazas. Su madre no podía hacer nada porque también era víctima de su prepotencia, una madre enferma que luego perdió la vida. Luego de los tocamientos indebidos el salvaje padre, aumentó su abuso procediendo a violarlas. Año 2003.

Pasó el tiempo, en ese paréntesis, una de ellas quedó embarazada en tres oportunidades a quien le obligaba a tomar brebajes, apretarle el vientre, para que los perdiera. Un miserable. En la tercera oportunidad el hombre ya no pudo hacer nada, el ministerio público ya se había enterado del tema.

Arriarán Lora, de manera pro activa, humilde y silenciosa, tomó el caso con toda la indignación que se puede actuar frente a esos hechos a fin de conseguir que el individuo fuera condenado con la máxima pena.  “Las buscamos en su caserío, se las protegió a fin que declaren y no tengan miedo que el padre les pueda hacer algo. El sujeto fue detenido preventivamente el año 2020 y ahora sentenciado a cadena perpetua, no podrá seguir haciendo más daño a sus hijos, porque son 8 en total. Dos fueron violentadas.

Ellas confiaron en el ministerio público, se retrasó un poco el caso porque una de ellas tuvo a su hijo del padre y éste no quería reconocerlo por lo que se tuvo que gestionar una prueba de ADN que al final salió positiva para la paternidad del padre de los dos. 


Dr. Aldo Atarama, presidente de la segunda Sala Penal de Apelaciones y Liquidadora.  

Hay que reconocer el trabajo de la Sala Penal por todo el apoyo brindado, atendió a todos los pedidos solicitados. Un reconocimiento al trabajo de sus integrantes en la persona del Dr. Aldo Atarama. Dieron todas las garantías procesales para el debido proceso y es así que se ha logrado esa condena ejemplar” reconoce Arriarán.

Finalmente, recordó que ese tipo de sentencias extremas no contemplan ningún beneficio a favor de seres despreciables como el mencionado padre violador.