NUEVA FÓRMULA DE PROTECCIÓN JUDICIAL PARA ACUSADOS DE CORRUPCIÓN

NUEVA FÓRMULA DE PROTECCIÓN  JUDICIAL PARA ACUSADOS DE CORRUPCIÓN

*Ahora resulta que los periodistas tienen que pedir permiso a los jueces para tomar fotos a los involucrados en un proceso.

*Ocurrió en caso de “planillones quemados” desarrollado en el penal de varones.

Por eso es que quizá siempre los periodistas somos descreídos (hasta la saciedad) de las autoridades de los diversos poderes del Estado. Porque en vez de “empujar el coche” para que los involucrados en corrupción por lo menos reciban una recriminación social al haberle sacado la vuelta a las leyes; más bien hacen todo lo posible para protegerlos de las cámaras de los diversos medios de comunicación.

TODA LA VIDA SE HA SABIDO que las audiencias judiciales SON PÚBLICAS, más ahora en la Corte Superior de Justicia de Loreto, que preside Manuel Humberto Guillermo Felipe, parece haber salido una directiva que tergiversa la norma del código procesal.  Él dice que los jueces son los “dueños” de las audiencias y a ellos se les debe pedir permiso para cubrir las mismas. Pero cuando se les pide ese permiso lo niegan.

CASO PLANILLONES QUEMADOS.

El primer campanazo de esa mala iniciativa de cortar la libertad de acción y trabajo a los medios de comunicación y por ende cortar el derecho de los ciudadanos a estar bien informados, lo dio la jueza titular Malina Vargas, en el caso de lavado de Activos, que involucra al ex alcalde de Punchana Juan Cardama. Le siguió Jhon Anka, en el caso Huaturi, que involucra a la alcaldesa Adela Jiménez, y terminó esta semana con el Dr. Víctor Romero, en el inicio del Juicio Oral sobre la quema de planillones que servirían en el 2012 para revocar al ex presidente Yván Vásquez.

Los cuatro de la “guerra de planillones”, en audiencia en penal de Iquitos: Yván Vásquez, Luis Lozano, Miguel Arévalo y Luis Aguilar. Jueves 16 marzo 2017. 8 y 30 a.m.

Cuando se le preguntó el por qué, debido a que su presidente Guillermo Felipe, aseguró que pidiendo permiso al juez para el trabajo periodístico todo estaba bien; él respondió que los ambientes no eran del Poder Judicial sino del Penal de Varones y por lo tanto teníamos que pedir permiso al director del penal. ¿Se imaginan?

Y para colmo, como algunos fiscales son tan incapaces de sus trabajos que creen que los periodistas tienen que hacerles su labor por la que ellos cobran, terminan metiendo a los PERIODISTAS DE TESTIGOS; por lo que al final no pueden estar escuchando las audiencias, siendo conducidos a otro espacio. Mala praxis fiscal, los periodistas cumplimos nuestra tarea al informar, no somos para estar inmersos en esos casos que involucran gravemente a ciertas autoridades. Eso también es atentar contrala libertad de expresión, ya que por andar de testigos, no podemos estar en las audiencias como prensa.

Y eso es un nefasto accionar de los fiscales que terminan haciendo un inmenso daño a los ciudadanos ya que luego los periodistas que son sacados de las audiencias, no pueden transmitir todas las cosas que pasaron en dicha sesión judicial. Acá lo decimos por primera vez y se espera que el presidente de la CSJL no haya dado ese nefasto mandato, porque estaría implantando una dictadura al mandar a los jueces a reprimir la presencia de la prensa y sus herramientas laborales.  

Si fuera como él dice, los medios de la capital no podrían propalar imágenes de los encarcelados Kouri, Fujimori, Guzmán y tantos otros catalogados como corruptos de alto voltaje. Y sinceramente, no creemos que antes de cada audiencia los medios pasen a pedir la venia de los jueces. Incluso ellos cuentan con un lugar especial donde se colocan sin pedir permiso a nadie.

Acá lo que percibimos es que lo ocurrido es una nueva forma de proteger –incluso aquellos que han perdido todos sus derechos- de alejarlos de la sanción moral de todo un pueblo que se ha visto estafado por grandes hechos de corrupción. ¿No le habrá pedido el abogado de Yván, Christian Mattos, a su paisano el presidente de la corte Guillermo Felipe, que restrinja el ingreso de cámaras a la prensa para que su defendido no sea retratado? Solo ellos lo saben.  

Lo que sí es que aquí en LUZ VERDE, queremos alzar nuestra voz de protesta porque esos detalles (que al final son detallazos) no estarían emitiendo una conducta clara y transparente del presidente de la CSJL. Casi 30 años llevamos cubriendo información judicial y NUNCA hemos visto lo que estamos ahora experimentando con el nuevo presidente de la Corte. Lamentable.

CASO PLANILLONES QUEMADOS.

Se inició el juicio oral con la presencia de los 4 involucrados, Yván Vásquez, Luis Lozano, Miguel Arévalo y Luis Aguilar.  La audiencia fue en una maloca construida al lado de la sala de audiencias del poder judicial, que estaba ocupada por la sala liquidadora donde lidera Atarama. Todo en el penal de varones.

Ahora no sabemos contarles a todos ustedes lectores de esta web en qué quedó el juicio, porque nos sacaron ya que como testigos no podemos escuchar la exposición del fiscal, eso que nos correspondía ya que justamente –al parecer- se han basado en algunas publicaciones que hicimos en esas fechas. ¿Y ahora si de nosotros dicen, aumentan o tergiversan esas notas, QUIÉN NOS DEFIENDE? Nadie, porque no hemos escuchado la parte donde nos implican. Así de feos están los casos que conciernen al ex todopoderoso Yván Vásquez, en la cárcel.

Y es por esa protección de la CSJL, que quizá el abogado de Vásquez, anda más que sonriente. Y tal vez, ya sabe que dentro de poco su defendido saldría en libertad desde ese penal donde está sentenciado a 6 años por el delito de colusión.

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.