¿Nuevos vientos en el IIAP?

*Con la presidenta recién designada Carmen Rosa García Dávila.

Se hace la interrogante debido a que después del cambio esperado, la nueva gestión estaría emitiendo señales de alerta en cuanto a posibles jales para reflotar el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana. 

Ya se habla de Orlando Armas Gutiérrez, quien fue parte de la primera y última gestión de Luis Campos, quien sobrevivió a la gestión de Mónica Muñoz y algunos meses a la gestión del destituido Pablo Puertas. El mayor de sus atributos, creer que todo lo sabe y ser un incondicional con los que han gobernado. Opositor a las aspiraciones de los investigadores, sin visión para planificar. Se le conoce por ser muy cercano a la pareja de la nueva presidenta. 

Nilton Medina Ávila, un abogado con serios cuestionamientos en gestiones anteriores e incluso cuando salió del IIAP y fue a laborar como asesor legal en Electro Oriente donde públicamente lo denunciaron por cobros ilegales a través del bono de escolaridad de 400 soles para trabajadores con más de 3 meses de antigüedad (que él no cumplía), cobrando 1,700 soles. Irregularidad que luego pasó a ser investigada por OCI. El IIAP casi nunca ganó un juicio.   

Incluso lo recuerdan por la desaparición de los libros de actas de los acuerdos de Directorio de los últimos años, acuerdos que decían una cosa, que luego se borraba para decir otra acorde a sus intereses. Si la nueva presidenta del IIAP no cierne bien los nombres de sus “nuevos” colaboradores cercanos, de confianza, y cae nuevamente en nombres como los mencionados; no hay esperanza en que ese instituto cambie la debacle en la que lo han sumido parte de los antiguos presidentes. Y eso, sería una lástima.