“PROFESIONALES DE LA SALUD NO QUIEREN TRABAJAR EN ZONAS DE DIFÍCIL ACCESO”

Dijo Álvaro Córdova, director del hospital “María Angelines”-Leguízamo-Colombia
“PROFESIONALES DE LA SALUD NO QUIEREN TRABAJAR EN ZONAS DE DIFÍCIL ACCESO”
*Hubo taller binacional Perú/Ecuador en Iquitos.

En el mismo se analizó la dura realidad del sector salud en zonas alejadas del Perú como de Colombia. En la reunión expuso Álvaro Córdova, director del hospital de Leguízamo, a quien luego pudo abordar este medio de comunicación.
“La salud no tiene fronteras, no hay ningún tipo de delimitación para con los hermanos vecinos. En nuestro hospital no hay distingo en la prestación del servicio que se da a nuestros vecinos de Soplín Vargas/Perú y Ecuador.
Hoy tenemos avances significativos en la prestación del servicio de salud a través de la telemedicina, es un avance paulatino y marcado en un contexto dinámico que nos ha llevado a buenos resultados para beneficios de la población fronteriza.

Médico colombiano Álvaro Córdova, director del hospital de Leguízamo.
Es importante este primer paso, se está dando un voto de confianza, un sí entre las dos naciones (Perú/Colombia) para fortalecer la atención y así disminuir la brecha de atención a los pueblos alejados y pobres. Los índices de pobreza y falta de atención del personal de salud allá es marcado y a veces, eso termina generando sucesos trágicos como la pérdida de vidas” puntualizó Córdova.

Agregó que el centro de salud de “Soplín Vargas”, está medianamente equipado y que carece de profesionales de la salud de manera marcada. “No solo en el lado del Perú, sino en el de Colombia, Ecuador y otros países, los profesionales no quieren asistir a estas zonas por deficiencias en el tema de comunicación, la falta de medicamentos, el difícil acceso etc. Pese a todo ello, las atenciones se hacen de acuerdo a lo humanamente posible respetando lo que manda la OPS y La OMS, que para la salud no existen fronteras, no hay barreras” concluyó.