“Pueblo de Maquía ya está cansado que las autoridades entren a llenarse los bolsillos de plata”

*Manteniendo en el absoluto abandono al distrito.

*Señaló Francisco Benites Quispe, integrante del frente de defensa de los intereses del distrito de Maquía.

Maquía pertenece a la provincia de Requena, donde el día de hoy la Contraloría desarrolla una audiencia virtual para que los ciudadanos puedan hacer sus denuncias de manera pública o si lo prefieren, luego de manera anónima.

Sería oportuno refrescar la situación preocupante por la que atraviesa Maquía, en cuanto al abandono de sus autoridades. Benites Quispe, llegó a Iquitos para hacer conocer a todos que el local municipal de su distrito, hace 35 días que permanece tomado por pobladores indignados con su autoridad edil, regidores y funcionarios.

“Queremos que todo Loreto sepa por lo que estamos pasando allá. Se ha tomado el local municipal hace 35 días porque el pueblo está cansado de la corrupción. Son como 10 millones de soles que han entrado de presupuesto y con las justas han hecho algunas obritas en la localidad de “Carachama”. Luego se olvidaron y los puentes que unen a comunidades están cayéndose, están abandonados.


Francisco Benites Quispe, integrante del frente de defensa de los intereses del distrito de Maquía.

El alcalde Tomás Ochoa Soria, hizo dos sesiones con los regidores en la localidad de Carachama. En noviembre de 2020 hicieron un pedido de vacancia, demoró bastante y en vez de vacar al alcalde, vacaron a un regidor. Pusieron a otro que juramento y apoya al alcalde” habló el dirigente que incluso menciona que vendría recibiendo amenazas de muerte.

¿Y en qué sustentan que haya actos de corrupción?

-Porque no hay ninguna obra pues en las comunidades del distrito. Hasta la fecha han ingresado como 10 millones de soles, pero no se ve nada de obras. En vista de eso el pueblo se ha levantado y ha tomado el local municipal. En pandemia a pesar que había un presupuesto de 250 mil soles, no nos entregaron ni un paracetamol. No se sabe qué hicieron con la plata.

Cuando recién se inició la toma, varias autoridades viajaron al lugar, pero luego que se enteraron de la realidad y el abandono en que vivimos, nos dieron la razón y se retiraron. Felizmente no hubo enfrentamientos.

La gente sigue ahí con sol, lluvia, de día, de noche, con hambre, pero sigue esperando que lleguen las altas autoridades a dialogar y solucionar el problema. Lo que se quiere es que las autoridades hagan algo por el pueblo, que hagan obras. Que la Contraloría regional instale una comisión ad hoc para que investigue a fondo y emita un informe objetivo. Que no lleguen únicamente a llenarse los bolsillos de plata.