Sala Civil declara nula sentencia de juez que negó exhumación de cadáveres enterrados en pandemia abril-mayo 2021

*Manda que juez de primera instancia pida información técnica y presupuestal al gobierno regional y a la dirección de salud.

O sea, conocer si es que ambas instituciones cuentan con la técnica (logística) requerida y el presupuesto necesario para las exhumaciones. Esto a fin que posteriormente pueda emitir un pronunciamiento de fono de lo que es materia controvertida entre los familiares, la dirección de salud, el gobierno regional y el poder judicial.

Como se recuerda un grupo de familiares de las víctimas fallecidas entre abril y mayo 2020 (meses de desesperación absoluta en Loreto debido a la cantidad de muertos que se registraban por día a causa del malvado virus covid); al enterarse que sus seres queridos fueron depositados en un terreno gredoso ubicado a espaldas del cementerio municipal de San Juan Km. 18 de la carretera Iquitos Nauta, protestaron exigiendo la entrega del cuerpo de su familiar fallecido a fin de darle un entierro digno.   

Jueces de la Sala Civil declararon nula sentencia de primera instancia que negó exhumación de cadáveres en km 18 carretera Iquitos-Nauta. 

Ellos incluso han manifestado a la prensa internacional, que no quieren nada del gobierno regional de Loreto, solo que les den el cuerpo de su familiar.

Los que protestan ya han pagado a la dirección de salud (109 soles) por el trámite de exhumación, además señalan que ya cuentan con las bolsas de protocolo sanitario donde colocarlos al sacarlos de la fosa común, así como que cuentan con los nichos individuales en los diversos cementerios donde los llevarán a darles cristiana y digna sepultura, una vez que les sean entregados.

Familiares no consiguen paz porque todavía no pueden dar entierro digno a sus seres queridos, pese a que hasta proponen ellos correr con los gastos de exhumación.

Ya ha corrido más de un año, la ley de cementerios dice que al año ya pueden ser exhumados los cadáveres de un cementerio. Pero acá, pese a que no es un cementerio legítimo, legal sino un terreno improvisado que no ha sido mejorado, aunque haya contado con más de 350 mil soles de presupuesto; aún los familiares no logran su objetivo, por el contrario, su pedido humanitario sigue entrampado en el poder judicial.

“Queda claro que para este Colegiado que la pretensión demandada debe ser abordada con un enfoque humanitario, en el que no se pierda de vista la necesidad de aliviar el sufrimiento e incertidumbre de los demandantes que buscan un entierro digno para los restos de sus familiares muertos por el Covid-19” dicen los miembros de la sala civil.

Sin embargo, ese alivio del sufrimiento e incertidumbre de los familiares, continuará por muchos meses más. La sala civil que pudo mandar directamente al Gore y a Diresa que cuanto antes se hagan las exhumaciones, dice en pocas palabras que el juez de primera instancia vuelva a emitir pronunciamiento, pidiendo al gobierno regional y diresa un informe técnico y presupuestario para ADN y exhumaciones; lo que sin duda alargará el dolor y la indignación de los demandantes.      Reiterando, quieren que el juez pregunte al gorel si hay fondos y definitivamente el gobierno regional que tiene fondos para todo menos para estos temas humanitarios; le responderá al juez hasta la nueva gestión que ingrese en el año 2022. A no dudarlo. Lamentable.

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.