YVÁN VÁSQUEZ HUYÓ ANTES DE SER SENTENCIADO

YVÁN VÁSQUEZ HUYÓ ANTES DE SER SENTENCIADO POR EL PODER JUDICIAL

-¿Se pudo impedir esa huída?

Aparentemente sí. El ex presidente de Loreto, el mismo que decía que nunca se había corrido de la justicia terminó huyendo como un vulgar delincuente y lo que es peor, en la cara de todos los policías judiciales. Sin duda alguien le pasó el dato que sería condenado de una u otra forma.

El huir cuando las papas queman, ha sido su ley. No era de extrañar. Luego solo se entrega cuando las cosas ya están arregladas en el poder judicial. No olviden que a partir de enero el presidente de la Sala de Apelaciones, donde acudirán los abogados a apelar el fallo del Juez Chumbe Silva, estará presidida por el juez Atarama Lonzoy.

Vásquez, llegó a las 4 y 44 de la tarde a hacer su defensa material que más fue “llanto” que defensa.
Concluyó y al voltear su rostro estaba consternado.

Pidió al juez José Chumbe, que le permita retirarse de la audiencia porque había dejado por unos minutos una reunión muy importante pero tenía que regresar.

Fiscal Peralta Chota, se percató de la jugada y pidió a juez que no le permita irse de la audiencia. El juez le impidió a Vásquez que se vaya, pero igual se fue huyendo del juicio donde fue sentenciado.

Si bien es cierto la sentencia del juez Chumbe, ha sido bien recibida en Loreto, también debió prever esa huida –sabiendo que habría condena para ese imputado-. Pudo acogerse a la ejecución provisional de la pena, el fiscal igualmente debió pedir al juez que ordene el cumplimiento del fallo con la policía judicial, tal como pasó en Lima con el acusado Alex Kouri. La fiscalía pudo pedir un fallo adelantado y así el juez coordinar con la policía judicial.

HUIDA FRENTE A LOS OJOS DE LOS POLICÍAS JUDICIALES.

Emprendió la huida.

Acelera más el paso pensando quizá que un policía honesto lo podría seguir y retornar a la audiencia de los pelos. No hubo ninguno que lo hiciera.

Pero no se hizo e Yván, tembloroso pero aparentando una calma a prueba de balas, caminó orondo por el segundo piso de la corte superior de justicia de Loreto, bajó y tomó su motocar hacia la calle Condamine. En la cara de todos. Hoy está con orden de captura, pasará unas fiestas de fin de año terribles, sobre todo sus familiares porque él debe estar cuajado en estos menesteres. Así seguirá hasta que las cosas se enfríen y le revoquen la solicitud de cárcel en la Sala Penal de Apelaciones.

Traerá nuevamente a sus abogados TOP para que lo defiendan y finalmente, postulará al gorel o al congreso en los próximos años, no se olviden que estamos en “perúlandia”.  Ya pasó cuando era alcalde por el tema de la Caja Maynas, ya pasó cuando era presidente regional por el tema de las motochatas, ¿por qué no ocurriría una tercera vez?

Salió del poder judicial y tomó su motocar a la calle Condamine.  La placa B 191- por cierto bastante extraña y un motocarro “bandolero” lleno de pintas.

Ahí pidió que lo lleven a la calle Condamine. No soltaba el teléfono.

Si el actual general de la policía quisiera empezar y dar un duro golpe a la corrupción, debería ubicar de inmediato al conductor del motocarro que trasladó a Vásquez, hasta la calle Condamine, donde su señora tiene un negocio.

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.