SUB DIRECTOR SE “EMPACHA” POR COMER TANTO CON VIÁTICOS DEL HOSPITAL

SUB DIRECTOR SE “EMPACHA” POR COMER TANTO CON VIÁTICOS DEL HOSPITAL

*Parece que nunca hubieran comido en sus casas por lo que gastan todos sus viáticos cuando viajan.

“Ni que fuera un muerto de hambre” el sub director del hospital “Felipe Santiago Arriola Iglesias”-Jehosua López López y otros; porque cuando viajan a la capital u otra ciudad del Perú, se dan unos empaches de comelonas como si en su vida habrían comido.

Y encima al retorno de los viajes gastronómicos ni siquiera rinden cuentas dentro del plazo de ley. Tal como se aprecia en el oficio 150 del 28 de marzo de 2017. El documento con las observaciones fue enviado por la administradora Blanca Espinoza Pinedo, a la Lic. Rosalina Arévalo Peixoto, directora administrativa del hospital regional.

Ahí le indica que del análisis realizado a los gastos de los comisionados por comisión de servicios los días 08 al 12 de febrero 2017, así como recibos por honorarios para sustentación , los mismos que deberían ser identificados con las fechas de uso del servicio y la emisión al término del servicio prestado.

La funcionaria señala que del análisis de los documentos que sustentan los gastos de viáticos, materia de observación, se justifica, de tal modo que invalida la aceptación técnica del documento (recibo por honorario). “Dichos documentos expedidos con posterioridad a la fecha de la comisión, carece de validez por ser EXTEMPORÁNEO. Aceptar un documento de tal naturaleza es crear un mal precedente en las futuras rendiciones de cuentas”.

No hay plata para medicamentos, pero como tragan los funcionarios que van de viaje.

Además observa, que han querido rendir cuentas de manera grupal, lo que no acepta el reglamento, por ser cada uno responsable de sus actos, rol, funciones o misión. Blanca Espinoza, agrega que la rendición incluso la hicieron cuando ella se encontraba de vacaciones y habían dejado a otra persona quien nunca hizo un trámite, pese a haber transcurrido el tiempo suficiente para hacerlo, esperando que ella retorne.

La funcionaria concluye su informe solicitando que lo ocurrido sea derivado a la oficina de control interno y se realice el análisis jurídico y normativo para que emita la opinión correspondiente. Por haber hecho esto, rotaron a la funcionaria y eso sí que es un grave precedente.

¿Y el sindicato qué dice? Nada, SABIENDO QUE en el D.S. 007-2013 está claramente el Reglamento que regula el otorgamiento de viáticos para viajes de comisión de servicios en el territorio nacional. Y ahí está que deben rendir cuentas dentro de 10 días hábiles de culminada la comisión. Cosa que no hicieron los viajeros y encima han querido rendir de manera grupal y no personal.

Además el recibo presentado por el sub director, se duplicaba con el de otro viajero por lo que le pidieron que devuelva 200 soles, lo que ha indignado al funcionario que habría pedido la rotación de la administrativa.

QUÉ COMIERON LOS VIAJEROS.

Les dieron viáticos por 960 soles para que asistan a una invitación hecha por la dirección regional de salud Lima Sur, para una demostración sobre actualizaciones de tecnologías de la información.

¿TANTO COMIÓ EL SUBDIRECTOR? (no olvidemos que cada viajero llevó sus viáticos, no es que uno cobró e invitó al resto),

-El 09 de febrero de 2017 asistió al restaurante “Corralito” ubicado en La Victoria, para comerse 01 pollo a la brasa y 02 gaseosas familiares, pagó 92 soles.

-El mismo día 09 e febrero de 2017, se va hasta Villa el Salvador al restaurante “El Huarique del Buzo”, para ingerir una fuente de cebiche a 65 soles. Una fuente de chicharrón a 48 soles y 02 gaseosas a 10 soles cada una. (Y decir gaseosa, es eso, solo un decir, quién sabe si tomaron otras bebidas)).

-El 10 de febrero el sub director se fue al Chifa Hermanos Sac, donde comió 01 chaufa Samsi a 25 soles. 01 tallarín saltado a 30 soles, 01 wantan frito a 20 soles y 01 inca cola a 8 soles. Ese mismo día se fue al Bambino ubicado en Av. 28 de Julio s/n (se imaginan un sub director comiendo en un restaurante sin número) 01 pizza familiar a 60 soles. 01 pasta italiana a 50 soles. 01 jarra de refresco a 20 soles. Quizá haya sido una jarra de sangría.

-El 11 de febrero se fue a la Plaza de Surco, en Surco donde comió un arroz majarisco a 43 soles, un pescado a lo macho a 28 soles y una coca cola a 8 soles.

-El 11 de febrero se hospedó en “Hostal City” (ubicado en Los Olivos-Lima) pagando 130 soles porque tenía tv, cable y baño privado. Luego presenta un documento por 200 soles indicando lo que gastó en movilidad.

LOS OTROS DOS ACOMPAÑANTES, también asistieron a los mismos restaurantes y pagaron cantidades similares.

¡!Qué ricos gallos!!…diría el recordado periodista Vedrino Reátegui,  les encanta los viajes por los dividendos que les representa. Quién les va a creer que gastaron tanto en alimentación. Nadie. Todo esto pasa, mientras en el hospital regional no hay medicamentos para la hipertensión, para la diálisis, etc. etc. y siempre echándole la culpa al SIS. Tremendo.