“Un contrato no puede ser firmado por el gerente de infraestructura porque se convierte en juez y parte”

*Mencionó el Ing. Artemio del Águila Panduro, actual gerente de infraestructura del gobierno regional.

*Dio a entender que el gobierno regional podría intervenir económicamente dicha obra. 

*¿Y todo esto no sería para lograr el objetivo de manejar directamente el dinero de la millonaria obra?

Asistió a la cita hecha por el consejo regional a fin que explique qué acciones inmediatas estaban tomando en cuanto a la paralización de la obra del colegio “Rosa Agustina Donayre de Morey” valorizada en casi 34 millones de soles. El actual gerente dijo que le han dado 5 días a la empresa para que responda sobre una posible salida al tremendo problema.

“La obra ha sido paralizada desde el 12 de abril, antes de ello ya se tenía conocimiento que las cartas fianza entregadas por la empresa contratista no estaban autorizadas. La gerencia de infraestructura tenía la potestad de revisar los documentos antes de la firma de los contratos. Un tema que desde mi visión he observado y he dicho que eso le corresponde a la administración. Le dieron la potestad a infraestructura cuando corresponde a otras áreas.

Hemos tenido una conversación con la empresa contratista a fin que esto no llegue a cuestiones mayores. La política nuestra no es de inmediato cortar o paralizar porque sería ir a un arbitraje y luego el perjuicio sería mucho mayor para los beneficiarios. Estamos buscando alternativas de solución, pero con todo respeto les digo que esto ha llegado a un tope.

Hemos dicho a la empresa que, si no cambian en razón a las cartas que nos enviaba la supervisión, si no traían cartas fianza nuevas, renovadas; nosotros no íbamos a continuar con los pagos. Es así que ahora les tenemos retenidos los pagos de sus valorizaciones, eso ha generado que ellos lo tomen como que nosotros no les queremos pagar y por tanto no han cumplido con el pago del personal y proveedores.

Ing. Artemio del Águila Panduro, actual gerente de infraestructura del gobierno regional.
Actual gerente de infraestructura calificó que la facultad dada a infraestructura era una concentración de poder y que no estaba bien ello.

En mi condición de gerente puedo decirles que hay dos tipos de alternativa. Una, intervenir como gobierno regional económicamente la obra y la otra; resolver el contrato. Eso significa hacerlo por etapas. Para una intervención económica tenemos dos causales, el atraso de obra y la otra que no han presentado el cronograma acelerado de la obra.

En la intervención ellos nos ceden los derechos y nosotros manejaríamos el dinero con lo que debemos empezar a pagar todas las deudas, pero ello no quita la obligación de la empresa de técnicamente poner su personal para seguir la obra. A la empresa ya se le ha dado 3 millones 389 mil soles por adelanto de materiales. 6 millones 796 mil soles por valorizaciones y 4 millones más que equivalen a un desembolso a la empresa de 14 millones 239 mil soles. Pese a ello la obra está en un retraso grande. 


Exgerente de infraestructura Eddy Wilsberto Ruiz, firmó contratos convirtiéndose en juez y parte de ellos. La investigación fiscal está muy lenta.   
Desastre de obra.

Quiero dar a conocer que OCI ya está haciendo los procedimientos respecto a las cartas fianza no autorizadas. Han delegado facultades a la gerencia de infraestructura que no le corresponden, para mí eso significa una concentración de poderes. Firma contratos con lo que sería juez y parte. Si yo estoy dentro de la gerencia no puedo ver también lo otro. Ya he solicitado que se devuelvan esas facultades a quien corresponda. He encontrado muchas otras cosas, pero se necesita de pruebas para sindicar a alguien” mencionó el actual gerente de infraestructura del gobierno regional de Loreto. 

Luego dijo algo que habría que tomarlo con pinzas respecto a empresarios que se le están acercando a pedir la obra paralizada, para ellos concluirla.


Pleno del consejo regional molesto, pero tienen en sus manos el poder accionar legalmente contra los que han hecho tremendo daño a “Rosa Agustina”.

“Hay empresas contratistas que se han acercado a pedir que les de la obra. Si se resuelve el contrato yo no busco a otro para darle. Sí hay solución para la empresa que puede darle sus derechos a otra empresa que tenga la solvencia y que nos de las cartas fianza.

Entonces esa empresa asume, pero no se cambia el contrato sino el número de cuenta y el representante legal. Podría ser una salida” habló el nuevo gerente.

¿Y eso no es lo que estarían buscando? “Ojo al piojo” como dijo en una anterior sesión de consejo el consejero delegado Javier Villacorta. No vaya a ser que el remedio termine más venenoso que la enfermedad.

Mientras tanto la obra abandonada se ha convertido en un monumento a la incapacidad de poder llevar un buen proceso a favor de obras excelentes para Loreto. Terrible.